JESÚS DE NAZARET ES DIOS Y HOMBRE VERDADERO

Arzobispo celebra V Domingo de Cuaresma

18 de marzo de 2018 (Oficina de Prensa).- La mañana de hoy, ante una gran cantidad de fieles congregados en la Basílica Catedral de Piura, nuestro Arzobispo Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., celebró la Santa Misa correspondiente al V Domingo de Cuaresma, la cual fue ofrecida especialmente por el X Aniversario de la Capilla Coral de la Basílica Catedral de nuestra ciudad. Asimismo en este último domingo de Cuaresma, nuestros hermanos catecúmenos que vienen preparándose para recibir los sacramentos de la Iniciación Cristiana realizaron sus terceros escrutinios y luego les fueron entregadas por Monseñor Eguren la oración del Credo con las verdades de fe que serán el fundamento de su vida cristiana y la oración del Padre Nuestro que recitaran sobre todo en cada Eucaristía.

Al iniciar su homilía nuestro Pastor, reflexionando en torno al mensaje del evangelio del día, dijo a los presentes: “En nuestro camino cuaresmal, en unión con nuestros catecúmenos, meditamos hoy en el Evangelio de la revivificación de Lázaro (ver Jn 11, 1-45). Como en los domingos pasados, es un texto largo pero intenso y bello donde Jesús se revela como Dios y Hombre verdadero. Dios, porque sólo el Señor es el origen y dueño de la vida, y por eso Jesús dirá de sí mismo en su diálogo con Marta: «Yo soy la resurrección. El que cree en mí, aunque muera vivirá, y todo el que vive y cree en mí, no morirá para siempre». Hombre verdadero, porque en el Evangelio de hoy Jesús nos muestras unos hermosos rasgos de su humanidad: la hermosa amistad que tenía con Lázaro, Marta y María, que lleva al evangelista Juan a decir que Jesús amaba a estos hermanos, y a Marta y a María a mandarle un mensaje al Señor diciéndole: «Aquel que tú amas esta enfermo». Su compasión por su amigo muerto que lo lleva a conmoverse profundamente en su tumba, a llorar y después a devolverlo a la vida. Y su valor en ir a despertar a Lázaro de su sueño de muerte, porque como nos dice San Juan los judíos de Jerusalén querían matar a Jesús y Betania estaba cerca de la Ciudad Santa”.

“El milagro de devolverle la vida a Lázaro – continuó Monseñor Eguren – tiene además una finalidad muy concreta de parte de Jesús para con sus discípulos de todos los tiempos, no sólo los que presenciaron el prodigio sino también para nosotros: ayudarnos a creer que Él es la única fuente de vida eterna. Por eso la pregunta que le dirigió a Marta nos la dirige también hoy a todos nosotros: « ¿Crees esto?». Que nuestra respuesta sea la de Marta: «Sí, Señor, yo creo que Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que iba a venir al mundo». Si queremos tener vida verdadera y no vivir caricaturas de existencia, el camino es la fe en Jesús. Sólo así nuestra vida se llenará de sentido, y seremos capaces de vencer a la muerte, porque la fe en Jesús ya nos da la vida eterna”.

Finalmente nuestro Arzobispo exhortó a los fieles a tener siempre presente que Jesús es el camino a la vida eterna: “En el Evangelio de hoy hemos visto como Jesús llamó a la vida a un muerto de cuatro días. Aquel que dijo de sí mismo «Yo soy la resurrección», puede llamar a todos los muertos a la vida. Y esto es lo que se reserva para el fin de los tiempos, porque Aquel que resucitó a Lázaro dijo: «Llega la hora en que todos los que estén en los sepulcros oirán la voz del Hijo de Dios y saldrán fuera, los que hayan hecho el bien para una resurrección de vida, y los que hayan hecho el mal para un resurrección de condena» (Jn 5, 28-29). Es también lo que confesamos cuando rezamos el Credo: «Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén ».Depende de cómo vivamos para que nuestra eternidad sea el cielo o el infierno. Que María Santísima, Madre de Aquel que es la vida, la Mujer fuerte en la fe, nos ayude en nuestro camino cuaresmal de vida cristiana a confesar y testimoniar a Jesús, como la única fuente de vida verdadera”. 

Al finalizar la Santa Misa Monseñor Eguren felicitó por su aniversario a todos y cada uno de los integrantes de la Capilla Coral de la Basílica Catedral de nuestra ciudad, en la persona de su director el maestro Kurt Erick Marchena Malara. A ellos les agradeció por la gran contribución que hacen acompañando cada Misa con sus voces, los animó a perseverar en su preparación y entrega generosa. Asimismo hizo una cordial invitación a todos los fieles a participar activa y devotamente de las celebraciones de Semana Santa que se iniciarán el próximo domingo 25 de marzo, a las 8:00 am, con la celebración del Domingo de Ramos en la Pasión del Señor que se realizará en el atrio de la Basílica Catedral de Piura.

domingo 18 marzo, 2018