“JESÚS HAZ DE MÍ UN HOMBRE NUEVO”

En el Año de la Misericordia visita al Centro Vida Nueva en Cristo

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo2

03 de noviembre de 2016 (Oficina de Prensa).- La mañana de hoy, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, visitó las instalaciones del Centro de Rehabilitación Voluntario “Vida Nueva en Cristo”, institución abocada al trabajo de rehabilitación y reinserción de personas con dificultades producto de la adicción a las drogas y el alcohol que no les permiten el crecimiento físico, emocional, social y espiritual de sí mismas. Fue recibido por el R.P. José Guillermo Uhen, Párroco de la Parroquia “Santísimo Sacramento” de quien depende este centro y por el señor Fernando López Alburqueque, Director del Centro. Durante su visita nuestro Arzobispo recorrió las instalaciones, oró y bendijo una hermosa gruta en honor la Virgen del Morro, compartió un ameno diálogo y escuchó las conmovedoras historias de vida de algunos de los hermanos que se encuentran internados así como también los reconfortantes testimonios de conversión de varios de los ex pacientes de este centro que ya se encuentran recuperados, han logrado su re inserción a la sociedad y ahora son voluntarios en el centro.

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo21Durante su visita y dirigiéndose a los pacientes nuestro Pastor les dijo: “Quiero en primer lugar decirles esta mañana que Jesús está al lado de ustedes, que siempre les tiende su mano para darles consuelo, fortaleza y esperanza. Los ama y por eso no dejen nunca de recurrir con confianza a Él. Su amor es más fuerte que nuestro pecado y es capaz de romper cualquier cadena que nos esclaviza. En este Año de la Misericordia y en todo momento, sientan el calor de su amor, déjense tocar por Cristo, para que así su misericordia los transforme en hombres nuevos. Este Jubileo Extraordinario que estamos viviendo es un tiempo favorable para curar las heridas y renacer como hombres nuevos”.

“Junto con Jesús estamos también todos nosotros al lado de ustedes. Cuenten con nuestra oración y amor fraterno. Encontrarán también nuestra mano tendida que los quiere ayudar, pero ustedes tienen que poner de su parte, de su cooperación y esfuerzo ya que nadie puede subir por ti. A la iniciativa de Jesús, de su amor, y de nuestra ayuda fraterna, respondan con su trabajo, entrega y decisión”, acotó Monseñor Eguren.

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo11Finalmente nuestro Arzobispo exhortó a los presentes a perseverar en la oración como medio para alcanzar su recuperación, reconciliación y libertad plena: “Pienso que aquí en este casa hogar, «Vida Nueva en Cristo», se concretiza en esas cuatro palabras todo el maravilloso programa de vida que anhelan: Vivir de verdad en Jesús, el hombre nuevo, y así tener un corazón libre para amar, para ser feliz, un corazón libre de toda esclavitud particularmente de las drogas. Porque sólo Jesús libera, sana y reconcilia. Por eso les pido que recen conmigo: «Señor Jesús, dame un corazón libre que no sea esclavo de las trampas del mundo, un corazón libre que no sea esclavo de los vicios. Dame un corazón libre que viva en la verdad y en el amor que eres tú mi Señor y Salvador». Y a nuestra Madre Santísima no se cansen de rezarle día y noche: «Acuérdate, oh misericordiosa Virgen María, que ninguno de los que han acudido a tu protección, implorando tu auxilio y solicitando tu socorro ha sido abandonado por Ti. Animado con esta confianza a Ti acudo, Oh Virgen Madre, y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante tu presencia soberana. No deseches, Oh Madre de Dios, mis humildes súplicas, antes bien inclina a ellas tus oídos y dígnate atenderlas favorablemente. Amén». Que Dios los bendiga. Recuerden que nunca están solos y que la Iglesia no es ajena a sus pruebas y luchas”.

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo7El Centro de Rehabilitación Voluntario “Vida Nueva en Cristo” nace del sentimiento de solidaridad con los hermanos que padecen problemas de adicción, inició sus actividades en el sótano de la Parroquia Santísimo Sacramento, luego se construyó una nueva casa moderna en la Legua, al costado de la Capilla San José, lugar donde actualmente se encuentra ubicado. Este Centro de Rehabilitación a diferencia de todos los que hay en Piura es voluntario, es decir, aquel hermano que decide entrar, es aquel que ha tomado consciencia de su problema de adicción, solicita ayuda y se interna por que el mismo lo decide. Este es el motivo por el cual no es un centro cerrado o a presión, pues todos los que están aquí, son personas que quieren cambiar sus vidas. Actualmente en el centro se encuentran 15 hermanos, pero hay más de 50 personas que están ya rehabilitadas y siguen un proceso de acompañamiento. Debido a que las drogas y el alcohol hoy en día también son consumidas por menores de edad,  a ellos se les apoya con una terapia ambulatoria, por lo cual van durante el día al centro a participar de las actividades propias de “Vida Nueva en Cristo” y por la noche van a sus casas con sus familias.

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo5

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo3

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo8

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo17

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo10

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo16

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo12

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo19

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo13

visita-a-comunidad-vida-nueva-en-cristo14

jueves 3 noviembre, 2016