JESÚS EUCARISTÍA RECORRE LAS CALLES DE PIURA DERRAMANDO SU BENDICIÓN

12 de abril de 2020 (Oficina de Prensa).- La mañana de hoy, Domingo de Pascua de la Resurrección del Señor, nuestra ciudad vivió un momento único, cuando Jesús Eucaristía, realmente presente y resucitado en el Santísimo Sacramento del Altar, recorrió las calles de Piura, Castilla y 26 de Octubre. Esto ha sido un hermoso regalo de Pascua del Señor, hecho posible gracias al apoyo del Ministerio del Interior y de nuestra Policía Nacional, que permitieron que Jesús Sacramentado derrame su bendición a su paso, para así hacernos sentir su presencia, su cercanía y su amor a todos los piuranos y desde aquí a toda la Región, a Tumbes, a nuestro País y al mundo entero, en estos momentos difíciles y de prueba que estamos viviendo. 

Durante el recorrido que partió desde la Capilla Arzobispal “Nuestra Señora de las Mercedes”, se vivieron hermosas manifestaciones de fe, cuando familias enteras se asomaban a las puertas, ventanas, balcones y techos de sus viviendas para ver pasar a la Hostia Santa, levantando sus manos, orando de rodillas, lanzando globos al aire, aplaudiendo efusivamente y entonando cánticos de alabanza, pidiendo al Señor que bendiga el agua que presentaban, que es una tradición religiosa muy arraigada en Piura el dia de Pascua. También salieron al encuentro del Señor Sacramentado, muchos médicos, enfermeras, policías y miembros de nuestras Fuerzas Armadas para implorar su bendición, pedir su protección y fortaleza.

Nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, en todo momento llevó a Cristo Sacramentado en sus manos y bendijo de manera especial a los pacientes y al personal sanitario de los Hospitales Jorge Reátegui Delgado y José Cayetano Heredia, asimismo del Centro de Salud Materno Infantil de Castilla (CESAMICA). Muy emotivo fue el momento cuando la comitiva hizo un alto entre las Av. Chulucanas y Grau, donde se encuentra ubicado el Hospital de Apoyo II Santa Rosa y el área ubicada frente a él donde se viene atendiendo a los pacientes diagnosticados con Coronavirus (COVID-19). Ahí, nuestro Arzobispo elevó al cielo unas Súplicas a Cristo Resucitado y brindó la Absolución General de sus pecados a todos nuestros hermanos enfermos que ahí se encuentran.

Con este hermoso acto de fe y amor a Jesús Sacramentado, hemos coronado de manera especial esta Semana Santa que ha sido única en nuestra historia. Que por nuestras obras de amor fraterno, nuestro hermanos más pobres y necesitados puedan percibir que Cristo Resucitado está vivo en nosotros.

A continuación compartimos con ustedes las Súplicas a Cristo Resucitado que rezó hoy nuestro Pasto durante el recorrido Eucarístico: 

  “Rey vencedor, danos parte en tu victoria santa” 

  • Señor Jesús que en el día de Pascua dijiste a tus apóstoles, «Paz a ustedes». Acompáñanos en estos tiempos de incertidumbre y pena, y danos sosiego y esperanza.

Rey vencedor, danos parte en tu victoria santa.

  • Acompaña aquellos que han muerto por causa del virus. Que ya estén descansando a tu lado en tu paz eterna.

Rey vencedor, danos parte en tu victoria santa.

  • Acompaña a las familias de quienes están enfermos o que han muerto. En medio de sus preocupaciones y penas, líbrales de la enfermedad y hazles sentir tu paz y tu consuelo.

Rey vencedor, danos parte en tu victoria santa.

  • Acompaña a los médicos, enfermeras, investigadores y a todos los profesionales de la salud que andan en búsqueda de sanar y ayudar a los afectados, y que por ellos arriesgan sus vidas. Permíteles sentir tu protección y auxilio.

Rey vencedor, danos parte en tu victoria santa.

  • También protege y cuida a nuestros policías y a los miembros de nuestras Fuerzas Armadas que nos cuidan y dan seguridad. Que ellos sientan cercana tu defensa y fortaleza.

Rey vencedor, danos parte en tu victoria santa.

  • Cuida con tu amor resucitado a todos los que trabajan estos días en labores esenciales para hacer que nuestra vida sea lo más digna posible. Bendice sus hogares.

Rey vencedor, danos parte en tu victoria santa.

  • Acompaña a los líderes de todas las naciones y en especial a los de nuestro país. Dales la visión para actuar con amor, y un verdadero interés en el bienestar de la gente a la que deben de servir.

Rey vencedor, danos parte en tu victoria santa.

  • Ya estemos en nuestras casas o en el extranjero, rodeados de muchos o de unos pocos que sufren de esta enfermedad, Cristo Resucitado, transforma nuestra ansiedad en paz, aquella que brota de tu victoria pascual, de saber que el Amor siempre vence, que Tú siempre puedes más.

Rey vencedor, danos parte en tu victoria santa.

  • Tú que te apiadaste de la miseria humana, danos entrañas de misericordia y caridad para con aquel hermano que pasa hambre, sed, desnudez, enfermedad, encierro, abandono, soledad, o desesperación, “porque cada vez que lo hicieron con éste, mi hermano más pequeño, conmigo lo hicieron” (Mt 25, 40). Que por nuestro amor fraterno todos vean que estás vivo y resucitado.

Rey vencedor, danos parte en tu victoria santa.

  • Que así como hoy alegraste el Corazón Doloroso de tu Madre con tu santa Resurrección, visitándola después de resucitado, haz que Ella nos visite y nos traiga tu paz y amor.

Rey vencedor, danos parte en tu victoria santa.

Puede descargar al archivo PDF conteniendo las Súplicas a Cristo Resucitado que pronunció Monseñor Eguren desde Aquí

domingo 12 abril, 2020