“HUMILDAD Y VALOR: DOS VIRTUDES INDISPENSABLES PARA VIVIR HOY LA EPIFANÍA”

epifania-piura-2017-6

08 de enero de 2017 (Oficina de Prensa).- La mañana de hoy, ante una gran cantidad de fieles. Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura presidió la Santa Misa en la Basílica Catedral de nuestra ciudad, al celebrarse la Fiesta de la Epifanía del Señor o Pascua de los Reyes Magos. Concelebraron la Eucaristía el R.P. Jaime Gómez y el R.P. Luis Tito Castillo.

epifania-piura-2017-13Al iniciar su homilía nuestro Pastor reflexionó en torno a la Fiesta que celebramos y la imagen de los reyes magos llegados del oriente para adorar a Jesús: “Celebramos hoy la Epifanía del Señor Jesús, es decir su manifestación como el Salvador de toda la humanidad y no sólo de Israel, porque la gloria de Dios es que el hombre viva. Desde el principio de la narración del Evangelio (ver Mt 2, 1-12), nos cautiva la imagen de los reyes magos, de estas personas de corazón inquieto que al no tener embotado el corazón con los sucedáneos del mundo, experimentan una profunda nostalgia de Dios en sus corazones, nostalgia que los hace ponerse en camino para finalmente encontrar y postrarse ante el Dios – Rey de los judíos y de la humanidad, y ofrecerle sus regalos, entre ellos el más importante de todos: el regalo de su fe”.

epifania-piura-2017-21“Los magos venidos de oriente, eran hombres que no se conformaban con las baratas ofertas del mundo, hombres que comprendían que sus corazones están hechos para lo grande, para lo infinito, para Dios. Personas que sabían que el sentido de la vida está más allá de uno mismo, y muchísimo más allá del dinero, del poder y del placer. Son personas con hambre de Dios, en búsqueda de la Verdad que dé sentido y libertad a sus vidas. Hombres con una gran capacidad de vigilancia y de percepción de los signos de Dios, por eso apenas ven la estrella brillar se ponen en marcha. Son además personas perseverantes que cuando pierden por un momento de vista a la estrella no se desaniman y siguen adelante. ¿Qué es lo que permitió a estos reyes magos encarnar todas estas actitudes y disposiciones? ¿Qué es lo que les permitió finalmente encontrar a Jesús y la vida que sólo hay en Él? La respuesta es su profunda humildad. La humildad es la llave que nos abre a la verdad de nosotros mismos y del mundo en que vivimos. Ella nos permite comprender que el fundamento de nuestra vida y de la realidad no está en nosotros sino que está en Dios. La humildad nos mueve a buscar a Dios quien se ha manifestado plenamente en Cristo. Porque si no conocemos a Dios en Cristo y con Cristo, toda la realidad se convierte en un enigma indescifrable; no hay camino y, al no haber camino, no hay vida ni verdad. Esta fue la gran aventura que emprendieron los reyes magos, y que nosotros hoy estamos llamados a vivir: la aventura de la búsqueda y del encuentro con Cristo, quien es la verdadera estrella que guía nuestras vidas, la luz esplendente que nos envuelve con su gloria, única luz capaz de llenar nuestra vida de alegría y esperanza”, acotó Monseñor Eguren.

epifania-piura-2017-1Finalmente nuestro Arzobispo explicó cuál ha de ser nuestra respuesta a Dios, siguiendo el ejemplo de los reyes magos: “Pero los magos eran también hombres valientes a la vez que humildes. El camino hacia Belén para finalmente encontrar al Niño Jesús en brazos de su Madre, María, no fue fácil. Tuvieron primero que vencer las voces de la mediocridad que los desanimaban a emprender una aventura llena de incertidumbres. Tuvieron que superar las burlas y opiniones de los demás. Tuvieron que dejar la seguridad de su tierra y casa para lanzarse a lo inseguro, superando fatigas y peligros. Tuvieron que tener tenacidad y perseverancia cuando por algún tiempo perdieron de vista a la estrella que los guiaba. Finalmente tuvieron que actuar con sagacidad y discernimiento frente a la trampa que les quería tender Herodes. Fue su humilde valentía la que les permitió postrarse ante un Niño de pobre familia y descubrir en él al Rey prometido y de esta manera alcanzar la meta de su búsqueda interior y exterior. Hermanos: en esta vida el camino de la fe que tenemos que recorrer está sometido a muchas pruebas y no pocos peligros. Lo reyes magos nos enseñan a ser valientes, a perseverar, a no claudicar, a no desanimarnos, a no ceder ante los ataques y persecuciones, a seguir adelante siempre pese a las opiniones de los demás, porque si lo hacemos el premio será encontrar siempre a Jesús en brazos de su Madre; aquí en la tierra por la fe, y terminado nuestro terrestre peregrinar en el Cielo, «donde ya no habrá para nosotros más noche, y no tendremos necesidad de luz de lámpara ni de sol, porque el Señor Dios nos iluminará, y reinaremos con Él por los siglos de los siglos» (ver Ap 22, 5)”.

epifania-piura-2017-24

epifania-piura-2017-23

epifania-piura-2017-22

epifania-piura-2017-9

epifania-piura-2017-10

epifania-piura-2017-11

epifania-piura-2017-20

epifania-piura-2017-8

epifania-piura-2017-7

epifania-piura-2017-12

epifania-piura-2017-18

epifania-piura-2017-19

epifania-piura-2017-5

epifania-piura-2017-17

epifania-piura-2017-2

epifania-piura-2017-16

epifania-piura-2017-14

epifania-piura-2017-15

domingo 8 enero, 2017