HISTÓRICO DISCURSO DEL PAPA FRANCISCO EN EL CONGRESO DE ESTADOS UNIDOS

Papa Francisco en el Capitolio: La sociedad política perdura si busca el bien común

12

24 de septiembre de 2015 (Oficina de Prensa/ACI).- El Papa Francisco se convirtió este jueves en el primer Pontífice en ofrecer un discurso en el Capitolio de Washington D.C. En su histórico mensaje, dirigido a una sesión conjunta de la Cámara de Representantes y el Senado, presentó los retos que considera cruciales afrontar desde Estados Unidos: el extremismo ideológico; la crisis de los refugiados; la situación de los inmigrantes; la abolición de la pena de muerte; la función de los políticos; la necesidad de una economía solidaria y la defensa de la vida y la familia.

13Tras reconocer a Estados Unidos como “la tierra de los hombres libres y patria de los valientes”, citando el himno nacional, el Papa recordó que este año el país celebra aniversarios de algunos ilustres norteamericanos que “con su vida plasmaron valores fundantes que viven para siempre en el alma de todo el pueblo”. El Papa se refirió específicamente a Abraham Lincoln, Martin Luther King, Dorothy Day y Thomas Merton.

  1. No a fundamentalismos ni reduccionismos simplistas

El Papa expresó su preocupación por la difícil situación social y política de este tiempo y destacó que “el mundo es cada vez más un lugar de conflictos violentos, de odio nocivo, de sangrienta atrocidad, cometida incluso en el nombre de Dios y de la religión. Somos conscientes de que ninguna religión es inmune a diversas formas de aberración individual o de extremismo ideológico”.

El Santo Padre rechazó cualquier tipo de fundamentalismo de índole religiosa y recordó que es necesario “combatir la violencia perpetrada bajo el nombre de una religión, una ideología, o un sistema económico y, al mismo tiempo, proteger la libertad de las religiones, de las ideas, de las personas requiere un delicado equilibrio en el que tenemos que trabajar”.

Advirtió que “el reduccionismo simplista” divide la realidad en buenos y malos y señaló que “el mundo contemporáneo con sus heridas, que sangran en tantos hermanos nuestros, nos convoca a afrontar todas las polarizaciones que pretenden dividirlo en dos bandos”. La respuesta ante esta realidad, dijo el Santo Padre, debe ser la esperanza, la reconciliación, la paz y la justicia.

  1. Salir de la «lógica del enemigo» ante inmigrantes

Luego de recordar que hace 50 años Martin Luther King protagonizó la histórica marcha de Selma a Montgomery en su la campaña por los plenos derechos civiles y políticos para los afro-americanos, el Santo Padre expresó su alegría porque Estados Unidos sigue siendo la tierra de los “sueños” para muchas personas.

Recordó nuevamente su origen como inmigrante y señaló que en los últimos siglos, millones de personas han llegado a Estados Unidos persiguiendo el sueño de poder construir su propio futuro en libertad.

“Nosotros, pertenecientes a este continente, no nos asustamos de los extranjeros, porque muchos de nosotros hace tiempo fuimos extranjeros. Les hablo como hijo de inmigrantes, como muchos de ustedes que son descendientes de inmigrantes”.

El Papa expresó la necesidad de construir una nación que salga de la “lógica del enemigo” para pasar a la lógica de la recíproca subsidiaridad.

  1. No al «descarte» de los refugiados

El Santo Padre también abordó la crisis de los refugiados en todo el mundo “sin precedentes desde los tiempos de la II Guerra Mundial”.

El Papa exhortó a los congresistas a no dejarse intimidar por los números sino “más bien mirar a las personas, sus rostros, escuchar sus historias mientras luchamos por asegurarles nuestra mejor respuesta a su situación”. Destacó la necesidad de dar siempre una respuesta humana, justa y fraterna que evite la tentación contemporánea de “descartar” todo lo que moleste.

  1. Vivir la “regla de oro” y defender la vida

El Santo Padre afirmó que en el Evangelio hay una “regla de oro” que permite afrontar estos retos y  que se encuentra en Mateo 7,12: “hagan ustedes con los demás como quieran que los demás hagan con ustedes”.

El Papa explicó que esta “regla de oro” brinda “un parámetro de acción bien preciso: tratemos a los demás con la misma pasión y compasión con la que queremos ser tratados. Busquemos para los demás las mismas posibilidades que deseamos para nosotros. Acompañemos el crecimiento de los otros como queremos ser acompañados. En definitiva: queremos seguridad, demos seguridad; queremos vida, demos vida; queremos oportunidades, brindemos oportunidades. El parámetro que usemos para los demás será el parámetro que el tiempo usará con nosotros”.

El Papa Francisco recordó que parte de esta “regla de oro” es defender la vida humana desde la concepción hasta su muerte natural. “La regla de oro nos recuerda la responsabilidad que tenemos de custodiar y defender la vida humana en todas las etapas de su desarrollo”, enfatizó el Santo Padre,

  1. Abolición mundial de la pena de muerte

Más adelante y en medio de los aplausos de los congresistas, el Papa se refirió a la necesidad de trabajar en diferentes niveles para lograr la abolición mundial de la pena de muerte. “Estoy convencido que este es el mejor camino, porque cada vida es sagrada, cada persona humana está dotada de una dignidad inalienable y la sociedad sólo puede beneficiarse en la rehabilitación de aquellos que han cometido algún delito”.

El Santo Padre recordó los continuos llamados de los obispos de Estados Unidos para la abolición de la pena capital: “No sólo me uno con mi apoyo, sino que animo y aliento a cuantos están convencidos de que una pena justa y necesaria nunca debe excluir la dimensión de la esperanza y el objetivo de la rehabilitación”.

  1. Trabajar por una economía sustentable y solidaria

En el histórico discurso ante más de 500 parlamentarios, el Papa también expresó su preocupación por la situación de pobreza extrema que atraviesan muchas personas en el mundo y centró la solución en la creación de una economía solidaria.

“¡Cuánto se ha progresado, en este sentido, en tantas partes del mundo! ¡Cuánto se viene trabajando en estos primeros años del tercer milenio para sacar a las personas de la extrema pobreza! Sé que comparten mi convicción de que todavía se debe hacer mucho más y que, en momentos de crisis y de dificultad económica, no se puede perder el espíritu de solidaridad internacional”, dijo.

  1. Ser buenos políticos y buscar el diálogo

En una referencia al avance de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, Francisco reconoció los esfuerzos que se han realizado en los últimos meses y que están ayudando a “superar las históricas diferencias ligadas a dolorosos episodios del pasado”.

El Santo Padre consideró que “cuando países que han estado en conflicto retoman el camino del diálogo, que podría haber estado interrumpido por motivos legítimos, se abren nuevos horizontes para todos. Esto ha requerido y requiere coraje, audacia, lo cual no significa falta de responsabilidad”.

Para lograr estos objetivos Francisco consideró particularmente necesaria la participación de buenos políticos quienes, según dijo, “deben tener siempre en mente los intereses de todos y debe tomar el momento con un espíritu abierto y pragmático” y optar “por generar procesos más que por ocupar espacios”.

Destacó que el político debe ser un agente de diálogo y de paz y estar verdaderamente determinado a atenuar los conflictos armados. En este punto el Papa señaló el problema que genera la venta de armas letales y pidió terminar con el tráfico de armas que lleva consigo “un dinero impregnado de sangre, y muchas veces de sangre inocente”.

  1. Reaccionar ante amenazas contra la familia

Hacia el final de su discurso, el Papa se refirió al papel fundamental de la familia en la construcción del país y expresó su preocupación porque la familia “está amenazada, quizás como nunca, desde el interior y desde el exterior”.

“Las relaciones fundamentales son puestas en duda, como el mismo fundamento del matrimonio y de la familia. No puedo más que confirmar no sólo la importancia, sino por sobre todo, la riqueza y la belleza de vivir en familia”, denunció.

El Santo Padre se refirió especialmente a los jóvenes a quienes consideró los más vulnerables de la familia. “Muchos tienen delante un futuro lleno de innumerables posibilidades, muchos otros parecen desorientados y sin sentido, prisioneros en un laberinto de violencia, de abuso y desesperación”.

El Papa advirtió que “existe una cultura tal que empuja a muchos jóvenes a no poder formar una familia porque están privados de oportunidades de futuro. Sin embargo, esa misma cultura concede a muchos otros, por el contrario, tantas oportunidades, que también ellos se ven disuadidos de formar una familia”.

El Papa concluyó su discurso expresando su deseo de que el alma de la nación, basada en la libertad, la fe, el diálogo “siga tomando forma y crezca, para que los jóvenes puedan heredar y vivir en una tierra que ha permitido a muchos soñar. Que Dios bendiga a América”.

2Al salir de la Cámara del Congreso, el Papa Francisco visitó la imagen de San Junípero Serra, considerado el Padre de California y como tal presente en el Salón Nacional de las Estatuas del Capitolio. Finalmente, poco antes de abandonar el edificio del parlamento estadounidense, Francisco dirigió un breve mensaje en español a las cerca de 40 mil personas que se reunieron en el exterior del Capitolio.

“Agradezco los personajes más importantes que hay aquí, los niños”, destacó y pidió a Dios que bendiga a las familias estadounidenses.

“Les pido, por favor a ustedes, que recen por mí”, dijo el Papa, y además “si entre ustedes hay algunos que no creen o no pueden rezar, les pido por favor que me deseen cosas buenas”.

En inglés el Papa agradeció: “Thank you very much and God bless America” (“Muchas gracias y Dios bendiga a América”).

A continuación les ofrecemos un link en el que podrán acceder al discurso completo que el Santo Padre pronunció ante el pleno del Congreso de los Estados Unidos de América:

https://www.aciprensa.com/noticias/el-papa-francisco-da-discurso-al-congreso-de-estados-unidos-en-el-capitolio-86152/

Jesús vino al mundo como un “sin techo”, dice Papa Francisco a indigentes en Washington

10

El Papa Francisco tuvo este jueves un emotivo encuentro con un grupo de indigentes en la parroquia de San Patricio, en Washington DC (Estados Unidos), a quienes consoló recordando que Jesús llegó al mundo como un “sin techo”, y los alentó a seguir el ejemplo de San José, cuya fe le permitió “encontrar luz en ese momento que parecía todo a oscuras”.

“Ustedes me recuerdan a San José. Sus rostros me hablan del suyo”, afirmó el Papa a los cerca de 200 indigentes asistidos por las Caridades Católicas, entre discapacitados, personas sin techo, inmigrantes, adictos, entre otros. Francisco, quien recordó su devoción a San José, recordó que en la vida del padre de Jesús “hubo situaciones difíciles de enfrentar”, como cuando María estaba por dar a luz y no encontraban alojamiento.

“El Hijo de Dios entró en este mundo como uno que no tiene casa. El Hijo de Dios entró como un ‘homeless’. El Hijo de Dios supo lo que es comenzar la vida sin un techo”, señaló.

3El Pontífice invitó a imaginarse las preguntas que se habría hecho San José: “¿Cómo el Hijo de Dios no tiene un techo para vivir? ¿Por qué estamos sin hogar, por qué estamos sin un techo? Son preguntas que muchos de ustedes pueden hacerse a diario y se las hacen. Al igual que José se cuestionan: ¿Por qué estamos sin un techo, sin un hogar?”. Sin embargo, señaló que también haría bien que estas preguntas se las hicieran “los que tenemos techo y hogar”. “¿Por qué estos hermanos nuestros están sin hogar, por qué estos hermanos nuestros no tienen un techo?”, cuestionó.

Francisco dijo que las preguntas de San José siguen siendo actuales. “José era un hombre que se hizo preguntas pero, sobre todo, era un hombre de fe. Y fue la fe la que le permitió a José poder encontrar luz en ese momento que parecía todo a oscuras; fue la fe la que lo sostuvo en las dificultades de su vida. Por la fe, José supo salir adelante cuando todo parecía detenerse”.

9El Papa recordó que “ante situaciones injustas y dolorosas, la fe nos aporta esa luz que disipa la oscuridad”, y como al padre adoptivo de Jesús, “la fe nos abre la presencia silenciosa de Dios en toda vida, en toda persona, en toda situación”. “Quiero ser muy claro, no hay ningún motivo de justificación social, moral o del tipo que sea para aceptar la falta de alojamiento. Son situaciones injustas, pero sabemos que Dios está sufriéndolas con nosotros, está viviéndolas a nuestro lado. No nos deja solos”.

Jesús, afirmó el Papa, “se ha identificado con todos aquellos que sufren, que lloran, que padecen alguna injusticia. Él lo dice claramente: ‘Tuve hambre, y me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; anduve como forastero y me dieron alojamiento’”. En ese sentido, señaló que Cristo “sigue golpeando nuestra puerta en el rostro del hermano, en el rostro del vecino, en el rostro del que está a nuestro lado”.

“Queridos amigos, uno de los modos más eficaces de ayuda que tenemos lo encontramos en la oración. La oración nos une, nos hace hermanos (…). En la oración es donde nuestro corazón encuentra la fuerza para no volverse insensible, frío ante las situaciones de injusticia. En la oración, Dios nos sigue llamando y levantando a la caridad”.

Por ello, Francisco invitó a los asistentes a rezar juntos el Padrenuestro.

14“Hoy quiero rezar con ustedes, quiero unirme a ustedes, porque necesito su apoyo y su cercanía. Quiero invitarlos a rezar juntos, los unos por los otros, los unos con los otros. Así podremos continuar con este sostén que nos ayuda a vivir la alegría de saber que Jesús
está en medio nuestro. Y que Jesús nos ayude a solucionar las injusticias que Él conoció primero: La de no tener casa ¿Se animan a rezar juntos? Yo empiezo en castellano y ustedes
siguen en inglés”, invitó, para luego iniciar la oración.

La parroquia de San Patricio se construyó en 1794 para atender a los inmigrantes irlandeses que vinieron a trabajar en la construcción de edificios del gobierno federal.

Luego de su discurso, el Papa tuvo varios minutos de contacto cercano con el grupo, tomándose fotos, saludando y besando niños.

6Caridades Católicas es la pastoral social con que cuenta cada diócesis en Estados Unidos para suministrar ayuda a los necesitados en diferentes áreas como servicios médicos, legales, de inmigración y educación. Desde hace más de 80 años ofrece 64 programas para las personas necesitadas. El Arzobispo de Washington, Cardenal Donald Wuerl, obsequió al Papa un libro que reúne las promesas recogidas por la Arquidiócesis de personas que se comprometieron por escrito a rezar o realizar actividades comunitarias como una manera de homenajear al Santo Padre.

A continuación les ofrecemos un link en el que podrán acceder al discurso completo que el Santo Padre pronunció a los sin techo en la parroquia San Patricio en Washington D.C.:

https://www.aciprensa.com/noticias/video-y-texto-discurso-a-los-sin-techo-en-la-parroquia-san-patricio-en-washington-dc-79522/

Papa Francisco llegó a Nueva York donde lo esperan cuatro millones de católicos

7

Luego de su paso por Washington D.C. en donde pronunció su histórico discurso esta mañana ante el Congreso de Estados Unidos, el Papa Francisco llegó esta tarde a Nueva York, la segunda escala de su viaje en este país.

16El avión de American Airlines, en el que viajó acompañado de su séquito y del grupo de periodistas que lo siguen en cada uno de sus viajes, aterrizó en el aeropuerto John F. Kennedy (JFK) a las 5:08 p.m. (hora local). El Papa descendió la escalinata del avión a las 5:22 p.m. y, como hizo al salir del avión a su llegada a Washington, se sacó el solideo de la cabeza para no perderlo como ocurrió en otros viajes internacionales.

Fue recibido por una comitiva presidida por el Arzobispo de Nueva York, Cardenal Timothy Dolan, acompañado de otros prelados. El Pontífice saludó también a un grupo de niños, uno de los cuales le obsequió un muñeco que lo representa y que ha sido elaborado con ocasión de su visita.

8Una gran cantidad de personas recibió al Santo Padre en su primera visita a la “Gran Manzana”, portando banderas de Estados Unidos y del Vaticano. El Papa abordó luego el helicóptero que lo llevará al helipuerto de Wall Street en Manhattan. Francisco se convirtió así en el cuarto Pontífice en visitar Nueva York en los últimos 50 años. Los tres anteriores fueron San Juan Pablo II (1979 y 1985),Benedicto XVI (2008) y Pablo VI (1965). En Nueva York el Pontífice rezó las Vísperas con los sacerdotes y religiosos en la Catedral de San Patricio.

Hoy el Santo Padre pronunciará un esperado discurso ante la sede de la ONU en la que estarán más de 70 jefes de estado que participan de la asamblea general de esta organización, asistirá a un encuentro interreligioso en el llamado Ground Zero y visitará una escuela en la zona de Harlem para luego concluir la jornada con una Misa en el emblemático Madison Square Garden.

En Nueva York el Papa alienta a sacerdotes y religiosas a vivir intensamente su vocación

15

Durante la celebración de las Vísperas la Catedral de San Patricio de Nueva York en Estados Unidos y en medio de un profundo espíritu de oración el Papa Francisco invitó a los sacerdotes, religiosos y religiosas a vivir su vocación con alegría, rechazar la espiritualidad mundana, evitar que se apague el espíritu de generosidad y reconoció los sacrificios cotidianos que realizan en los diversos campos de su apostolado.

11El Papa se desplazó en el papamóvil por la Quinta Avenida acompañado por una gran cantidad de vehículos de seguridad, recibido por miles en las calles y por las campanas de la Catedral donde lo esperaban el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y otras autoridades locales. Al llegar al templo y en su recorrido hacia al altar saludó con un beso a un joven y luego a una niña afroamericana en silla de ruedas que lloró emocionada por su breve encuentro con el Santo Padre.

5Como de costumbre, dejó un ramo de flores ante una imagen de la Virgen María con el Señor a sus pies, la “Piedad” que se encuentra en el lado derecho del templo. Luego el Papa rezó de pie y en silencio ante el Sagrario, el lugar en donde se resguarda en las iglesias el sacramento de la Eucaristía, presencia real de Cristo. A continuación les ofrecemos un link en el que podrán acceder a la homilía que el Santo Padre pronunció durante la celebración de las Vísperas la Catedral de San Patricio de Nueva York en Estados Unidos:

https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-reza-visperas-en-la-catedral-de-san-patricio-en-nueva-york-77913/

viernes 25 septiembre, 2015