HERMOSO PROGRAMA DE DEVOCIÓN MARIANA CONTINÚA DIFUNDIÉNDOSE EN NUESTRA ARQUIDIÓCESIS

Niños del distrito de Castilla rezan el Rosario a María nuestra Madre

06 de febrero de 2019 (Oficina de Prensa).- A poco de cumplir dos años de su inicio, y siguiendo el pedido de nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., el novedoso programa “Yo rezo el Rosario, porque Ella es mi Madre”, que promueve entre los niños el amor filial a la Virgen María, continúa difundiéndose en nuestra Arquidiócesis.

Rezan por la paz, por los enfermos y ancianos

El R.P. Juan Arturo García Trelles, Vicario Parroquial de la parroquia “San Martin de Porres” en el distrito de Castilla, viene impulsando esta iniciativa entre las familias de la zona, trabajando especialmente con los niños y niñas que se están preparando para recibir la Primera Comunión. Los diferentes grupos que se han formado recorren las calles de sus barrios rezando el rosario y ofreciéndolo especialmente por la paz, y también visitando en sus casas a personas enfermas o ancianos que viven solos. Llegan hasta sus viviendas para acompañarlos y rezar juntos pidiendo por la pronta recuperación de la salud física y espiritual de quienes más lo necesitan. Actualmente son más de 250 niños y niñas de entre 5 y 10 años de edad los que participan del programa.

En cada enfermo está el rostro del Señor

Jorge Namuche y su esposa Shirley Seminario son un matrimonio de catequistas que vienen apoyando esta iniciativa, y nos comentan lo que ha significado para ellos esta labor: “Para nosotros fue y sigue siendo una aventura inolvidable el trabajar para Dios. Como catequistas estamos muy contentos por esta hermosa experiencia que estamos compartiendo junto con el P. Juan Arturo, niños y padres de familia, llevando cada sábado el mensaje de Dios a cada una de las personas, a través del rezo del santo rosario por las calles del AA. HH El Indio y la visita de nuestros hermanos enfermos y ancianos. Todo ello nos viene sirviendo para reflexionar sobre nuestra misión y para mejorar nuestro servicio evangelizador, en especial con los que no conocen la Palabra de Dios. Como esposos podemos decir que hemos aprendido a ver en cada enfermo el rostro del Señor y lo importante de ser misericordiosos con ellos. Ahora sabemos que Dios nunca nos abandona, somos nosotros los que nos alejamos, y Él siempre nos está esperando. Queremos agradecer por hacernos partícipes de esta iniciativa y darnos la motivación para seguir adelante con ella sin desmayar”.

Con todos mis amigos rezamos el Rosario

Por su parte el niño Juan Dedios Taboada, quien es uno de los pequeños que hace ya casi un año forman parte del programa, nos cuenta que: “Es una experiencia muy bonita. Al principio me llamó mucho la atención ver a todos mis amigos reunidos, caminando por las calles junto con el P. Juan Arturo y rezando el rosario a María. Me impresionó aún más cuando llegamos a una de las casas y encontramos a un anciano postrado muy enfermo en su cama. Luego que rezamos con él, quiso cantar con nosotros una de las canciones favoritas en su juventud, y su consejo para nosotros fue que para vivir felices siempre nos portemos bien y respetemos a nuestros padres. También quiero agradecerle a mi animador por motivarme a participar cada sábado”.

Cabe resaltar que “Yo rezo el Rosario, porque Ella es mi Madre” es una iniciativa creada en el Bajo Piura por el R.P. José Ruiz Martínez, mientras se desempeñaba como Vicario de la parroquia “San Juan Bautista” de Catacaos. Ahora, desde agosto pasado, como Administrador Parroquial de la parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes” del distrito de la Arena (Bajo Piura), viene también promoviendo allí este hermoso programa entre los niños. 

miércoles 6 febrero, 2019