«HABLA, SEÑOR, QUE TU SIERVO ESCUCHA»

Seminaristas de Piura y Tumbes avanzan en su camino al sacerdocio

ministerios-9

05 de febrero de 2016 (Oficina de Prensa).- Con profunda alegría y gratitud al Señor, y como parte de su proceso de formación hacia el sacerdocio, un grupo de 13 seminaristas del Seminario “San Juan María Vianney” de Piura, recibieron el Ministerio del Acolitado, del Lectorado, y la Admisión a las Sagradas Órdenes. La Santa Misa celebrada en la Capilla del Seminario Arquidiocesano fue presidida por nuestro Arzobispo Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., concelebrada por los padres formadores el R.P. Santiago Villarino, Vice-Rector, el R.P. Marcio Ferreira, Director Espiritual, y varios sacerdotes invitados. Además acompañaron a los jóvenes seminaristas en este momento tan especial sus familiares y amigos.

ministerios-1Al inicio de su homilía Monseñor Eguren, dirigiéndose a los jóvenes seminaristas, les dijo: “Tomemos conciencia de que la vocación de Samuel que acabamos de escuchar se realiza en el templo, en un lugar sagrado. De alguna manera esta historia se repite aquí esta tarde en sus vidas. En esta capilla consagrada para celebrar la eucaristía y hacer presente al mismo Cristo en el misterio de su cuerpo y de su sangre, aquí Dios te llama por tu nombre, y gracias a tus formadores, como lo hizo Elí con Samuel, eres capaz de reconocer la voz del Señor y poder decirle: “Habla, Señor, que tu siervo escucha”. La vocación, que siempre es iniciativa de Dios, es un proceso dinámico que empezó en ti el día que decidiste ingresar al Seminario y se va profundizando constantemente. En la medida que cada día respondas al Señor con un Sí generoso como el de María, te darás cuenta que Dios te es fiel, sigue llamándote, y has de responderle y seguirle renovando cada día tu decisión de ser su sacerdote, abriendo cada vez más tu corazón y entregándole tu vida”.

ministerios-2“Queridos seminaristas – continuó nuestro Pastor – vuestra vocación es un don, un misterio del amor y de la gratuidad del Señor. Jesús escoge y llama a cada uno por su nombre, y con una mirada de amor nos invita a seguirlo, dejándolo todo por Él como los primeros discípulos; y si bien, todos en algún momento nos sentimos indignos y pecadores como Pedro ante la llamada del Señor, Él nos pide confiar totalmente en Él y seguirlo, por eso este paso con el que avanzan en su camino al sacerdocio les exige un esfuerzo más decidido de cooperación con la gracia para ser sacerdotes santos”.

ministerios-3Al concluir nuestro Arzobispo exhortó a los presentes a orar y promover las vocaciones sacerdotales: “Los primeros discípulos que siguieron a Jesús pronto se volvieron apóstoles e invitaron a otros a conocerle y seguirle. El Señor también se ha valido de otros para atraernos hacia Él: tu párroco, algún amigo, tu catequista. Todos somos parte de este dinamismo que no debe detenerse, y por ello todos como Pueblo de Dios debemos rezar y promover las vocaciones, dejando de lado nuestra comodidad. Hay un hambre grande de Dios en nuestros tiempos, y se necesitan más sacerdotes, no porque Dios no llame, sino porque nosotros no somos instrumentos para que sus elegidos escuchen su llamado y le respondan”.

Finalmente nuestro Arzobispo saludó y agradeció a los padres de familia por entregar a sus hijos al servicio de Dios y de la Iglesia, y a los sacerdotes responsables de la formación de los seminaristas en su camino al sacerdocio.

ministerios-7Recibieron el ministerio del Lectorado los seminaristas Gino Falen, Keelman Saavedra y Diego Mechato, fueron instituidos Acólitos Alexis Lazo y Luis Tume. Asimismo fueron admitidos a las Sagradas Órdenes Junior Chávez, David Montejo, Mariano López y Gustavo Ruíz. Al finalizar la Santa Misa también fueron bendecidas e impuestas las sotanas a los seminaristas Giancarlo Mujica, Rony Peña, Giancarlo Paker y Hayro Castro que este año iniciarán sus estudios de Teología.

ministerios-5

ministerios-4

ministerios-8

sábado 6 febrero, 2016