¡GRACIAS POR NO OLVIDARSE DE NOSOTROS!

Cáritas lleva Chocolatada Navideña a Familiares de Pacientes con Covid-19

26 de Diciembre de 2020 (Oficina de Prensa).- Horas antes de la Nochebuena y de celebrar el nacimiento del Niño Jesús, el Mesías, el Señor, nuestra Cáritas Arquidiocesana, siguiendo el pedido de nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., salió a compartir la buena nueva y la alegría de la Navidad con los familiares de los pacientes que se encuentran internados en las Unidades de Cuidados Intensivos y Salas de Emergencia de los Hospitales “Jorge Reategui Delgado”, “José Cayetano Heredia” y “Hospital de la Amistad Perú Corea Santa Rosa” en nuestra ciudad.

El Ingeniero Carlos Zapata Crisanto, Secretario Ejecutivo de nuestra Cáritas Arquidiocesana, acompañado de los voluntarios de Cáritas Piura llevaron un mensaje de aliento y esperanza a más de 300 personas que se encuentran aguardando y algunos acampando en los exteriores de estos Centros de Salud, a la espera de noticias sobre la salud y evolución de sus seres queridos, así como el saludo, la cercanía y oraciones de nuestro Arzobispo, quien ha sido el impulsor de esta iniciativa solidaria. A ellos se les hizo entrega también de chocolate caliente, un panetón, estampas y rosarios. Además, hubo momentos de oración y súplica al Señor, dirigidos por el R.P. José Santos Cruz Martínez, Vicario de la Parroquia “Nuestra Señora del Tránsito” de Castilla. Es importante destacar que los panetones que fueron distribuidos a los familiares de los pacientes han sido generosa y amorosamente elaborados por las Madres Carmelitas Descalzas del Convento de Clausura de “Santa Teresita del Niño Jesús” de nuestra Ciudad, quienes también oran constantemente y ofrecen penitencias por el eterno descanso de los fallecidos, por la pronta recuperación de los enfermos y contagiados de Coronavirus, así como por el pronto fin de la Pandemia.

Respecto a este hermoso gesto de cercanía y generosidad, el Ing. Zapata recalca que: “Recordando las palabras de nuestro Arzobispo, de que a pesar de las dificultades y contratiempos que actualmente atravesamos, nada nos impide vivir este año una Navidad plena acogiendo al Salvador en nuestras vidas, y como los pastores «contagiar» la alegría de la salvación a los demás. Hemos querido, cercana la Nochebuena, llevar una alegría a estos hermanos nuestros que se encuentran a la intemperie aguardando la recuperación de sus familiares. Hemos querido que a pesar de las circunstancias que están pasando, puedan sentir en este gesto concreto, el amor misericordioso de Dios y la Caridad de Cristo que da calor, alivia la pena y reconforta el corazón”.

Por su parte la Sra. Delia Purizaca, nos comenta: “Le agradezco mucho a Monseñor Eguren por este gesto de ayuda, pero sobre todo por haberse acordado de nosotros. En medio de todo este dolor que sentimos por mi padre que se encuentra internado y está muy grave luchando por su vida, nos alivia el saber que contamos con sus oraciones, que está preocupado por nosotros y nuestras familias y que ha enviado a estos ángeles de Cáritas a traernos una bebida caliente y algo de comer. Somos muchos los que a diario soportamos el sol y el frío, sin ningún tipo de comodidad, esperando aquí sentados a que nos digan cómo van nuestros pacientes y rogándole a Dios para que se salven. Es muy triste lo que vivimos, pero también hay mucha gente buena, los médicos, las enfermeras, las personas que vienen a traernos alguna ayuda y la iglesia que siempre está pendiente. Gracias por no olvidarse de nosotros”.

Siguiendo el pedido de nuestro Pastor y con el fin de continuar llevando consuelo y esperanza a quien más lo necesita en esta Octava de Navidad, esta actividad se repetirá nuevamente el próximo miércoles 30 de diciembre, pero en esta oportunidad se hará entrega de 300 almuerzos y cenas calientes, que se distribuirán a igual número de personas que se encuentran en los exteriores de los Hospitales de nuestra ciudad.

sábado 26 diciembre, 2020