¡GRACIAS CATACAOS POR TU FE Y TESTIMONIO DE AMOR FRATERNO!

Arzobispo celebra la Misa de Alba de Resurrección

16 de abril de 2017 (Oficina de Prensa).- En la madrugada de hoy, nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., celebró la Misa de Pascua de Resurrección en la parroquia de San Juan Bautista de Catacaos, distrito duramente golpeado el pasado lunes 27 de marzo por el desborde del río Piura que dejó miles de damnificados. Concelebraron la Eucaristía, el R.P. Manuel Castro Sosa, párroco, y el R.P. Carlos Huertas Monasterio, Vicario Parroquial. Asistieron también el Alcalde del Distrito, Sr. Juan Francisco Cieza Sánchez, así como el Depositario y el Doliente de este año.

Ante un templo totalmente colmado de fieles nuestro Pastor dijo durante su homilía: “A pesar del dolor que aún nos embarga, a pesar de la inmensa tarea de reconstrucción que tenemos por delante, los invito en esta mañana de resurrección a que nos digamos los unos a los otros: «Feliz Pascua». Feliz Pascua porque verdaderamente ha resucitado el Señor Jesús. Porque su amor ha vencido al pecado y a la muerte, y de esta manera Cristo nos abre el camino a un futuro de vida y de esperanza para todos nosotros, especialmente para nuestras familias, nuestros niños, jóvenes y ancianos. Catacaos, en este día quiero decirte: Gracias por tu fe y testimonio de amor fraterno. Gracias porque en el momento más difícil no dudaste del amor del Señor y fiel al mandamiento nuevo te mostraste solidario con el que más sufría. Gracias porque como Jesús te abrasaste confiado a la cruz. Ten la certeza que si el Señor te unió a una cruz como la suya, ahora te unirá a una resurrección como la suya. Se te llama la «Villa Heroica», y lo eres. Es tu fe cristiana, viva en tus tradiciones religiosas, lo que te hace serlo. Tu fe es tu real fuerza y tesoro para construir un futuro más justo y reconciliado”.

Más adelante nuestro Pastor añadió: “Los días, semanas y meses que tendremos por delante serán decisivos. Por eso dejemos que la experiencia de fe de esta Semana Santa, y en particular de este Domingo de Resurrección, se imprima hondamente en nuestros corazones, para que nuestra vida irradie el misterio de la Resurrección del Señor Jesús y los demás puedan verlo vivo en nosotros sus discípulos. Que nuestras palabras y acciones sean tan luminosas como lo es este día Santo en que Cristo resucita glorioso y nos abre las puertas de la vida. Que con nuestras obras de verdad, justicia y amor seamos testigos de la Resurrección, y contribuyamos a forjar un Catacaos y una Piura donde se vivan las Bienaventuranzas del Reino y los pobres sean los predilectos”.

Finalmente nuestro Arzobispo dijo: “Pascua significa paso. Ahora que saldrá a recorrer por las calles y plazas de Catacaos la imagen del Señor Resucitado, pidámosle su bendición para nosotros, pero sobre todo que nos ayude a todos los piuranos a que pasemos de la desunión a la unidad; del interés mezquino y egoísta al desprendimiento y a la honestidad; de la queja y el pedido fácil al trabajo esforzado por el bien común; del palabreo y el juicio ligero al compromiso verdadero y a la búsqueda de soluciones reales y duraderas; de la negligencia y dejadez a la responsabilidad que nos conduzca a vivir en una cultura de la prevención; del afán del ser servido al servir; del miedo y el desánimo a la confianza en el amor del Señor que es nuestra fortaleza. Que Santa María, nos ayude a comprender que el dolor es fuente de vida y resurrección y que Ella mantenga siempre viva en nuestros corazones la fe y la esperanza que fructifican en el amor”.

Culminada la celebración Eucarística en Catacaos, nuestro Pastor se dirigió al Distrito de Castilla, que es otra de las zonas que fueron seriamente afectadas por el desborde del Río Piura. Ahí en la Parroquia “Nuestra Señora del Tránsito”, los fieles participaron multitudinaria y fervorosamente de la Santa Misa de Pascua de Resurrección que presidió Monseñor Eguren y fue concelebrada por el R.P. Pedro Talledo Nizama, Párroco del lugar.

 

Domingo 16 Abril, 2017