FUERZA AÉREA DEL PERÚ CONDECORA AL ARZOBISPO DE PIURA

18 de julio de 2018 (Oficina de Prensa).- Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, recibió de manos del General del Aire Javier Ramírez Guillén, Comandante General de la Fuerza Aérea del Perú, la Condecoración “Medalla al Mérito Mayor General FAP Armando Revoredo Iglesias” en el grado de Caballero por su valiosa contribución, compromiso e identificación con este importante Instituto de nuestras Fuerzas Armadas, por su participación activa en las acciones y vuelos militares de ayuda desarrolladas en apoyo a los damnificados por las lluvias e inundaciones con ocasión del Fenómeno del Niño Costero, así como por su ayuda espiritual al personal militar y civil que les permitió reforzar su fe y compromiso de continuar trabajando, poniendo de manifiesto su vocación de servicio en beneficio de la institución.

La ceremonia se llevó a cabo en el Centro Aeronáutico del Perú, ubicado en la ciudad de Lima, con ocasión de celebrarse el próximo 23 de julio el 77° Aniversario de la inmolación de nuestro Héroe Nacional, Gran General del Aire, Capitán FAP José Abelardo Quiñones Gonzales, y Día de la Fuerza Aérea Peruana.

En la cita estuvieron presentes, el Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, Teniente General FAP Carlos Portocarrero Bustamante, el Inspector General, Teniente General FAP Rodolfo García Esquerre, y el Mayor General FAP, Moisés Antonio Barack Castro, Comandante General del Ala Aérea Nº 1.

Durante el significativo acto, les fue impuesta la misma condecoración al Gobernador de la Región Loreto, Licenciado Fernando Meléndez Celis y al Alcalde de la ciudad de Trujillo, Elidio Espinoza Quispe. Asimismo se distinguió con la condecoración “Orden Capitán Quiñones”, en el grado de “Gran Cruz”, al Comandante General del Ejército, General de División EP César Astudillo Salcedo y al Director General de la Policía Nacional del Perú, Teniente General PNP Richard Douglas Zubiate Talledo.

Al recibir esta importante distinción nuestro Arzobispo manifestó su profunda gratitud y reconocimiento a la noble labor que realiza la Fuerza Aérea del Perú, la cual cumplió una abnegada y decisiva labor durante la emergencia vivida en Piura durante el 2017: “Quiero hoy rendir homenaje a los integrantes de la gloriosa Fuerza Aérea del Perú quienes con su entrega y sacrificio cotidiano contribuyen a defender al Perú de sus amenazas externas e internas, garantizando así su soberanía e integridad territorial y protegiendo los intereses de la Nación mediante el empleo del poder aeroespacial. Asimismo ustedes son una fuerza decisiva para el desarrollo del país, su engrandecimiento y bienestar. De ello da testimonio la presencia de la FAP con su personal, bases y aviones en los lugares más apartados de nuestra Patria; las diversas acciones cívicas que permanentemente realizan en bien de nuestras poblaciones más humildes y alejadas; el auxilio humanitario que llevan cuando hay situaciones de emergencia como la vivida el año pasado con el Fenómeno del Niño Costero; y los vuelos de integración nacional que efectúan. Todo ello conquistando la difícil y desafiante geografía que el Altísimo nos ha dado en el Perú. Como dice vuestro lema institucional: ¡ARRIBA, SIEMPRE ARRIBA!”.

miércoles 18 julio, 2018