FIESTA DE SAN JOSEMARÍA, EL SANTO DE LO ORDINARIO

Santa Misa en la UDEP

 27 de junio de 2017 (Oficina de Prensa).- En la Ermita de la Universidad de Piura, Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura presidió la Santa Misa con ocasión de celebrarse la Fiesta de San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei y Primer Canciller de esta casa de estudios. Estuvieron presentes el Dr. Sergio Balarezo Saldaña, Rector de la universidad, acompañado por los miembros del consejo superior, concelebraron la eucaristía el R.P. Ricardo González Gatica, Capellán Mayor de la UDEP y demás capellanes universitarios. Asistieron también miembros numerarios y supernumerarios del Opus Dei junto a sus familias, así como los catedráticos, alumnos y amigos de la universidad.

A continuación publicamos la palabras pronunciados por nuestro Arzobispo durante la homilía en la Santa Misa con ocasión de la Fiesta de San Josemaría:

Al celebrarse hoy lunes 26 de junio la fiesta de San Josemaría Escrivá de Balaguer, quiero unirme a la alegría de tan hermosa festividad y manifestarles a todos ustedes que conforman la familia de la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei de Piura, así como a la toda la comunidad educativa de esta prestigiosa Universidad, en particular a su Rector el Doctor Sergio Balarezo Saldaña, mi profunda gratitud por el trabajo que realizan en mi Arquidiócesis así como el testimonio de mis oraciones por vuestra santidad y fecundidad apostólica.

Gracias al impulso de San Josemaría hace 48 años nació la Universidad de Piura, y desde aquel lejano 07 de abril de 1969 viene difundiendo ardorosamente la fe católica formando personas que se distinguen por su calidad humana y cristiana así como por su competencia profesional de primer nivel.

Con San Josemaría me permito alentarlos a una mayor santificación del trabajo y para ello, como les decía vuestro Santo Padre Fundador, “trabajad y trabajad bien, con seriedad humana y sobrenatural” (Forja n. 698). Que sea siempre el amor al Señor el motivo que los impulse a realizar con perfección su tarea. Ello les permitirá por un lado, excederse siempre gustosamente en el deber y en el sacrificio (ver Surco, n. 527) y por el otro abrazarse dócilmente a la Cruz de Cristo cuando las contradicciones y problemas aparezcan en el horizonte. Que por la intercesión de San Josemaría, el Señor encienda en nuestros corazones un inextinguible deseo de santidad, ya que “a todos, sin excepción, dijo el Señor: «Sed perfectos, como mi Padre Celestial es perfecto»” (Camino, n. 291). 

Su Santidad San Juan Pablo II, solía llamar a San Josemaría, el Santo de lo Ordinario. Esta noche quiero hacerme eco de las palabras de este Santo Pontífice quien con ocasión de la canonización San Josemaría nos dijo a todos nosotros, pero especialmente a los miembros del Opus Dei: «Siguiendo sus huellas, difundid en la sociedad, sin distinción de raza, clase, cultura o edad, la conciencia de que todos estamos llamados a la santidad».

Finalmente ante la alegre noticia de la próxima venida del Papa Francisco al Perú, les pido que, apoyados en la intercesión de San Josemaría, recemos mucho al Señor por este viaje apostólico y por sus frutos de santidad y apostolado. Él, que le tenía tanta devoción y adhesión filial al Sucesor de San Pedro estoy seguro que acogerá estas oraciones e intercederá por ellas, y por qué, no en una de esas nos alcanzará la gracia de que se haga realidad el anhelo de todos los piuranos, de tener al Papa aunque sea un momento entre nosotros”.

 

martes 27 junio, 2017