“ESTE POBRE GRITA Y EL SEÑOR LO ESCUCHA”

Piura y Tumbes se preparan para celebrar la II Jornada Mundial de los Pobres

16 de noviembre de 2018 (Oficina de Prensa).- Por segundo año consecutivo y siguiendo el pedido del Papa Francisco, este domingo 18 de noviembre se celebrará en todas las diócesis del mundo la Jornada Mundial de los Pobres que tiene como lema: «Este pobre grita y el Señor lo escucha». Esta Jornada, instituida por el Papa Francisco al finalizar el Jubileo de la Misericordia en 2016, es una iniciativa de evangelización, oración y generosidad, que busca brindar una mayor atención a la necesidad de los más pobres y marginados.

En su mensaje para esta importante fecha, el Papa Francisco señala que “la Jornada Mundial de los Pobres pretende ser una pequeña respuesta que la Iglesia entera, extendida por el mundo, dirige a los pobres de todo tipo y de toda región para que no piensen que su grito se ha perdido en el vacío”. “Probablemente es como una gota de agua en el desierto de la pobreza; y sin embargo puede ser un signo de compartir para cuantos pasan necesidad, que hace sentir la presencia activa de un hermano o una hermana”, indicó el Santo Padre.

Este domingo 18, el Papa Francisco presidirá una Misa en la Basílica de San Pedro en la que se espera participarán unos seis mil pobres junto a voluntarios y representantes de diversas realidades que trabajan a favor de las personas más necesitadas. Finalmente habrá un almuerzo que el Santo Padre compartirá con alrededor de tres mil pobres en el Aula Pablo VI del Vaticano.

Piura y Tumbes atenderán especialmente a hermanos pobres y migrantes venezolanos

Sumándose a esta iniciativa del Santo Padre, en nuestra Arquidiócesis las diferentes parroquias, comunidades religiosas y grupos de fieles de las seis Vicarías Foráneas vienen organizando diversos momentos de encuentro y de fraternidad, de solidaridad y ayuda concreta para con nuestros hermanos más pobres y migrantes venezolanos. Tal es el caso de la Parroquia “Santa Rosa de Lima” en Talara que prepara un encuentro con 250 niños de escasos recursos, o la Parroquia “San José” en Tumbes que compartirá con más de 200 hermanos migrantes venezolanos que se encuentran en esta ciudad fronteriza. En las demás parroquias también se llevarán a cabo celebraciones eucarísticas dominicales con la participación de nuestros hermanos pobres y migrantes para luego compartir con ellos el almuerzo o la cena que será preparada con mucho amor por familias y miembros de los diferentes grupos de las comunidades parroquiales.

Al respecto, Monseñor Eguren en una reciente carta circular que ha dirigido a todos los fieles de nuestra Arquidiócesis ha recordado que, como afirma el Papa Francisco: “Los pobres nos evangelizan, ayudándonos a descubrir cada día la belleza del Evangelio. No echemos en saco roto esta oportunidad de gracia. Sintámonos todos, en este día, deudores con ellos, para que tendiendo recíprocamente las manos unos a otros, se realice el encuentro salvífico que sostiene la fe, vuelve operosa la caridad y permite que la esperanza prosiga segura en su camino hacia el Señor que llega”.

Invitamos a todos los piuranos y tumbesinos a sumarse a esta iniciativa de caridad y solidaridad cristianas en sus respectivas parroquias, recordando las palabras del Señor que dijo: “Hay más alegría en dar que en recibir” (Hch 20, 35). 

viernes 16 noviembre, 2018