“EN EL BICENTENARIO RECORDEMOS CON GRATITUD EL PASADO, PARA PROYECTARNOS CON CONFIANZA AL FUTURO”

Arzobispo celebra Santa Misa en el inicio de las celebraciones por el Bicentenario de la Independencia en la Región Piura

28 de agosto de 2019 (Oficina de Prensa).- En medio de un clima de profunda alegría y agradecimiento al Señor, nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., presidió la Santa Misa que fue ofrecida con ocasión del inicio del programa de celebraciones por el Bicentenario de la Independencia del Perú, en nuestra Región. La Eucaristía se realizó en la Parroquia de San Francisco de Asís de la Buena Esperanza (Paita) y fue concelebrada por el R.P. Pedro Chully, Párroco del lugar. Participaron de la celebración el Dr. Servando García Correa, Gobernador Regional de Piura, quien estuvo acompañado del Dr. Teodoro Alvarado Alayo, Alcalde Provincial de Paita, la Dra. Carolina Vílchez Carrasco, Directora de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Piura y el Dr. Francisco Albán Calle, Presidente de la Hermandad de la Virgen de las Mercedes y San Francisco de Asís en Paita. Estuvieron también presentes las principales autoridades políticas, civiles y militares de la provincia, así como gran cantidad de fieles devotos.

En su homilía, nuestro Pastor destacó que: “Nuestra Región Piura es la cuna y la puerta de la fe para el Perú, porque la Providencia Divina dispuso con amor el encuentro en nuestra tierra del español, del indígena y del africano, que ha dado lugar a lo que es nuestra Patria hoy: un país mestizo, no solo en lo biológico sino sobre todo en lo social, cultural y espiritual. En el Bicentenario recordemos con gratitud que este Perú mestizo se ha forjado al calor de la evangelización y por ello la Iglesia Católica ha sido y es un factor esencial en la formación histórica, cultural y moral de Piura y del Perú”.

“De cara al Bicentenario de nuestra Independencia -continuó Monseñor Eguren-  el Señor Jesús nos invita a todos, autoridades y conciudadanos, a trabajar unidos para que los valores del Reino de los Cielos inspiren la vida social de la ciudad terrena. Todos sin excepción estamos llamados a edificar una sociedad nueva, más justa y reconciliada, más humana y divina, más fraterna y solidaria, donde vivamos con dignidad, y para ello, contribuyen sin duda alguna los valores del Evangelio”.

“De cara al Bicentenario de nuestra Independencia, urge construir un Perú y una Piura renovados, en donde las personas y las familias cuenten más y que en vez de las disputas y enfrentamientos exista una cultura del entendimiento, del diálogo y de la comunión entre todos. Promovamos un modelo de desarrollo que defienda la dignidad de la persona humana creada a imagen y semejanza de Dios, que haga una opción preferencial por los pobres, los vulnerables, los descartados, los inmigrantes, los jóvenes y los ancianos, la vida y la familia”.

“Queridos amigos, el apasionante camino de renovación para el Perú y para Piura que se abre con la celebración del Bicentenario se basa en una gran renovación de la propia responsabilidad personal ante Dios, ante los demás y ante nuestra propia conciencia. Frente a los desafíos y retos que tenemos por delante ¡No tengamos miedo! Nos asiste San Miguel Arcángel y sobre todo nuestra Madre Santísima, Nuestra Señora de las Mercedes, nuestra querida «Mechita», quién atrae sobre nosotros el poder del amor de su Hijo Jesús. Ella, que nos acompaña desde el nacimiento del Perú, no nos suelta de su mano. Ella, con su herida en el cuello, nos asegura la victoria del bien sobre el mal. Ella, con sus brazos extendidos, nos acoge y nos protege, pero sobre todo, nos alienta a ser testigos convincentes del Evangelio de su Hijo en la Iglesia y el mundo. A Ella, le consagramos nuestra vida y le pedimos ahora y en la hora de nuestra muerte, su auxilio y protección”, acotó nuestro Arzobispo.

Arzobispo hace nuevo llamado a asegurar los fondos de la reconstrucción

Finalmente, Monseñor Eguren, le hizo dos pedidos al Dr. Servando García. En primer lugar, solicitó que el Gobierno Regional apoye en el Proyecto Integral de Rehabilitación del Santuario y  Basílica de Nuestra Señora de las Mercedes ubicado en el Cerro de las Tres Cruces. En segundo lugar, reiteró su pedido para que a la brevedad posible las autoridades de la Región se reúnan con el Presidente de la República para concretar el ofrecimiento presidencial de asegurar los fondos de la Reconstrucción de Piura, más allá del Bicentenario. Asimismo, expresó a nombre de la Iglesia, su gratitud por la gran noticia que significa para todos los piuranos que el Consejo Regional haya aprobado por unanimidad el Proyecto de Ordenanza que declara el 13 de octubre de todos los años como día no laborable en nuestra Región en homenaje a la peregrinación y festividad del Señor Cautivo de Ayabaca, reconocido como patrimonio cultural de la Nación. Esta norma busca promover, difundir, proteger y conservar el patrimonio cultural de nuestra Región expresado en una de las más importantes manifestaciones de fe y devoción popular de mayor convocatoria en la sierra piurana. De esta manera, esta gran devoción de nuestro pueblo tendrá también su día central como fecha no laborable, para que las familias puedan acudir a adorar al Señor, así como lo hacen también multitudinariamente en el mes de septiembre, con ocasión de la fiesta de Nuestra Señora de las Mercedes.

miércoles 28 agosto, 2019