EN CUARESMA DEMOS CULTO A DIOS IRRADIANDO SU MISERICORDIA

I Domingo de Cuaresma

1

14 de febrero de 2016 (Oficina de Prensa).- La mañana de hoy, ante una gran cantidad de fieles congregados en la Basílica Catedral de nuestra ciudad, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura celebró la Santa Misa correspondiente al Primer Domingo de Cuaresma.

9Al iniciar su homilía, nuestro Arzobispo resaltó la importancia del tiempo litúrgico que estamos viviendo: “Desde el pasado miércoles de ceniza hemos comenzado a vivir el tiempo de Cuaresma. Para un cristiano, este tiempo no puede pasar inadvertido, ni siquiera con la excusa que estamos en pleno tiempo de verano y de vacaciones. Es un tiempo de gracia, donde el Señor se nos muestra favorable y dispuesto al perdón, porque Él ve mejor que tú y que yo que nuestro corazón está herido por nuestro pecado y necesita del bálsamo de su perdón. Por ello, en estas semanas que nos conducen a la Pascua dejémonos reconciliar con Dios, permitámosle que Él nos alce de nuestra miseria, dejémonos abrazar por su amor por medio de nuestra conversión sincera, de nuestro abrirle sinceramente nuestro corazón a través de nuestro arrepentimiento genuino”.

4En otro momento, Monseñor Eguren, siguiendo las enseñanzas del pasaje de las tentaciones del Señor Jesús, reflexionó en torno a la necesidad de renovarse auténticamente en la verdad y en el amor a Dios, y a tener en cuenta la lucha contra el pecado y el mal: “El evangelio de hoy (ver Lc 4, 1-13), nos muestra a Jesús ayunando cuarenta días en el desierto y venciendo a las tentaciones del demonio. El tentador y la tentación existen, pero Jesús los ha vencido a ambos enseñándonos a nosotros cómo podemos vencerlos. Cada una de las tres tentaciones vencidas por Jesús tiene grandes lecciones para nuestra vida cristiana. En la primera, el Señor nos enseña a saber moderar los placeres del comer y del beber, a no vivir sólo para nuestro cuerpo y la sensualidad, a tomar conciencia que debemos nutrir el espíritu con el Pan de la Palabra divina: «No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios». En la segunda, el Señor Jesús nos enseña que sólo hay que adorar a Dios, y no al dinero, al poder, y menos a Satanás y los sucedáneos del mundo. Hay que comprender que sin Dios, manifestado plenamente en Cristo, el ser humano se desvanece; que hemos sido creados para conocerle, amarle, servirle y darle gloria; y que le damos gloria cuando realizamos en nuestra vida su voluntad, su designio divino, que busca nuestra felicidad. Y su designio es que creamos en su Hijo (ver Jn 6, 40). Finalmente en la tercera tentación, el Señor Jesús nos enseña que frente al alarde y el exhibicionismo, hoy tan de moda en los medios de comunicación social, frente a la jactancia y la presunción, el camino que conduce a la vida pasa por la modestia, la humildad y la sencillez, frente a Dios y los demás”.

3Finalmente, nuestro Pastor exhortó a los presentes a vivir la Cuaresma de este Jubileo de la Misericordia entregándonos al servicio y atención de quienes están más alejados de Cristo: “Que en esta Cuaresma sólo al Señor nuestro Dios demos culto, y hagámoslo como a Él más le agrada: derramando su amor misericordioso en la vida de los demás. Es decir, abriendo nuestro corazón a cuantos viven en las más contradictorias periferias existenciales, prestando atención a la precariedad y el sufrimiento de nuestros hermanos, curando sus heridas, aliviándolas con el óleo de la consolación, vendándolas con nuestra cercanía, solidaridad y cariño”.

7Luego de la homilía, un grupo de 14 catecúmenos acompañados por sus padrinos participó del rito de la elección, con el cual fueron aceptados por nuestro Arzobispo para iniciar su preparación catequética y poder recibir los sacramentos de la Iniciación Cristiana en la noche de la Vigilia Pascual. Al finalizar la Santa Misa Monseñor José Antonio envió un afectuoso saludo y su bendición para todos los matrimonios católicos en esta fecha especial en la que celebramos a San Valetín.

2

6

 

domingo 14 febrero, 2016