“EL ROSARIO Y LA CRUZ, ESCALERA PARA SUBIR AL CIELO”

10 de agosto de 2019 (Oficina de Prensa).- En el Coliseo de la Parroquia “Nuestra Señora del Tránsito” del Distrito de Castilla se realizó el II Encuentro de Integrantes del Rosario Misionero Infantil, organizado por el R.P. Pedro Talledo Nizama, párroco del lugar. Se reunieron cerca de 1000 niños de 6 a 12 años de esta jurisdicción parroquial que pertenecen al programa de Infancia Misionera, forman parte de la catequesis de primera comunión y son alumnos de los colegios “Nuestra Señora del Tránsito”, “Niño Jesús de Praga”, “Mariscal Ramón Castilla Marquesado”, “Juan Pablo II”, “Simón Bolívar”, “El Triunfo”, “Manuel Octaviano”, “Jorge Chávez” y “Divino Niño”.

La Infancia Misionera es una Obra del Papa, que promueve la ayuda recíproca entre los niños de todo el mundo. En esta obra los infantes ejercen como pequeños misioneros y son protagonistas de la Evangelización siguiendo el lema “Con Jesús Niño a la Misión”, viviendo la fe y la solidaridad. Durante este II Encuentro se realizó una jornada de oración y alabanza a Jesús por medio de María, además, la Lic. Isabel Timaná Rodríguez, coordinadora de disciplina del Colegio Niño Jesús de Praga y Directora del Centro de Reflexión Loyola, desarrollo con los niños el tema “El Rosario y la Cruz, escalera para subir al Cielo”. Con este nuevo encuentro se ha buscado que los pequeños descubran a Jesús Niño, que conozcan la vida de los misioneros, que sean testigos solidarios y generosos, así como que se enteren de lo que ocurre en el mundo y compartan la alegría de la Iglesia.

Luis Guzmán, es un pequeño de 8 años que participó de este encuentro, él nos comenta que “Del Rosario Misionero me gustó mucho los cantos, y ver a la Virgencita, aprendí que rezando el Rosario puedo conocer a Jesús, por medio de la Virgencita. Asimismo, Isabela Yovera, de 10 años, nos cuenta: “Lo que aprendí del Rosario es que es una escalera para subir al cielo, la Virgen nos enseña a ser misioneros, por eso los colores del rosario son verde por África; rojo  por América; blanco por Europa; azul por Oceanía y amarillo por Asia. Finalmente Daniel Yovera, de 9 años nos recalca que: “Yo aprendí que es el Rosario tenemos que rezarlo todos los días en familia, en especial por mis papis”.

Para Nicol Ortiz Valencia, animadora del programa de Infancia Misionera, todo el esfuerzo realizado para desarrollar este II Encuentro ha valido la pena porque: “Fue una experiencia inolvidable de anunciar a Jesús a través de su Madre, fue reconfortante ver a los niños rezar, cantar y alegrase con la procesión de la Virgen Santísima. Ayudar un poquito fortalecer la fe de estos niños me ha ayudado, a vivir una experiencia eclesial fuerte, ver a mis amigos animadores juntos, ver a los niños juntos, ver a mi párroco el Padre Pedro, todos unidos para anunciar al Señor, es hermoso”.   

sábado 10 agosto, 2019