EL POLICÍA AUTÉNTICO BUSCA EL BIEN Y COMBATE EL MAL

Arzobispo preside Eucaristía por el XXXI Aniversario de la Policía Nacional del Perú

05 de diciembre de 2019 (Oficina de Prensa).- La mañana de hoy, nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., presidió en la Basílica Catedral de nuestra ciudad la Santa Misa ofrecida en acción de gracias por el XXXI Aniversario de creación de la Policía Nacional del Perú. Concelebró la Eucaristía el R.P. Felizardo Arrascue, Capellán de la Institución y el R.P. Wilfredo Gonza Calderón, Capellán Castrense. Participó de esta celebración el General Lucas Leoncio Núñez Córdova, Jefe de la Macro Región Policial Piura, quien estuvo acompañado de las principales autoridades políticas, civiles y militares de nuestra Región, así como de los oficiales superiores, personal subalterno, y personal civil de la Policía Nacional del Perú.

En su homilía, nuestro Pastor dijo: “Al celebrarse el XXXI Aniversario de creación de nuestra Policía Nacional de Perú, ofrecemos esta Santa Misa por todo el personal de nuestra Macro Región Policial Piura, así como por sus familias. Rendimos homenaje a los policías que a lo largo de nuestra historia hasta nuestros días, con su entrega cotidiana y con su servicio sacrificado y abnegado, contribuyen a la seguridad interna del Perú, a su paz y a preservar la vida de todos los peruanos. De manera especial rendimos homenaje a los efectivos policiales que han ofrendado sus vidas para salvar las nuestras, siguiendo la máxima evangélica del Señor Jesús: «No hay amor más grande que dar la vida por los amigos»”.

Su verdadera fortaleza moral nace de su unión con Dios 

“¿Dónde reside la verdadera fortaleza de un policía? De su unión con el Señor a través de un vida espiritual seria y responsable. El policía auténtico busca el bien y combate el mal, que hoy lamentablemente se manifiesta de muchas maneras. Para ambas cosas el policía necesita de Dios. Mi deseo es que tengan a Dios muy vivo en sus corazones, a Dios que se nos ha revelado plenamente en su Hijo único, nuestro Señor Jesucristo, y que pronto adoremos en el pesebre.  Si quieren ser policías de verdad tienen que ser hombres de profunda vida de oración. Oración que también supone la confesión frecuente, la Misa dominical, y la comunión eucarística entre otras prácticas de vida cristiana. Sólo así la fuerza del bien residirá en ustedes y podrán vencer en la lucha contra el mal. Queridos policías: vuestra verdadera fortaleza reside en su fuerza espiritual y moral. Nunca se olviden de ello”, acotó Monseñor Eguren.

No se dejen desmoralizar

Nuestro Arzobispo exhortó al personal policial a que: “Frente al antitestimonio de algunos malos policías no se dejen desmoralizar. Como repite incesantemente el Papa Francisco: «No se dejen robar la esperanza y la alegría de vivir». Es decir, no se dejen robar aquellos altos y nobles ideales que los trajeron a formar parte de la familia policial. Por ello me han parecido muy acertadas las claras y firmes declaraciones del Coronel Edward Espinoza López, Jefe de la Región Policial Piura y que quisiera esta mañana repetir: «Somos tajantes cuando el personal cruza la línea de la legalidad, no hay espíritu de cuerpo, estamos al servicio de la sociedad, para servirla y siempre acorde con lo que dice la Constitución, las leyes y nuestros reglamentos. Esto actos los cometen un porcentaje mínimo del personal, pero daña la imagen de un institución tan noble como es la Policía»”.  

Que Santa Rosa, su patrona los proteja e inspire en su misión  

Monseñor Eguren destacó también la figura de Santa Rosa de Lima, Patrona de la Policía Nacional del Perú: “Santa Rosa de Lima es vuestra patrona. Ustedes suelen decir con razón de ella: «Tu pecho fue templo de valores morales, forjados en disciplina que sirven de ejemplo a la Policía Nacional del Perú». Pues bien sigan su ejemplo sobre todo en su amor preferencial por los pobres. Santa Rosa amaba a Cristo, el despreciado, el doliente, a Aquél que por nosotros se hizo pobre. Por eso ella también amó a los pobres que llegaron a ser sus hermanos más cercanos y queridos. Ustedes estimados policías, sean especialmente el baluarte y defensa de los pobres y necesitados. Sean el amparo del que no tiene quien lo defienda y auxilie. Ayuden al que sufre injusticia y ve atropellados sus derechos. Que Santa Rosa de Lima, Patrona y modelo de vida cristiana los proteja de todo mal, les alcance sabiduría y fortaleza, mantenga sus corazones en la auténtica paz, aquella que procede de Dios, y los inspire a cumplir plenamente con su misión”.

Defendamos la escuela de guardias de la Región Piura

Al concluir, nuestro Arzobispo dijo: “Quiero finalmente aprovechar esta ocasión para agradecer al Gral. PNP Lucas Leoncio Núñez Córdova, por su servicio al frente de la Macro Región Policial de Piura y desearle éxitos en sus nuevas responsabilidades al frente de la Región Policial de Trujillo a donde ha sido destinado recientemente por sus superiores. Lo acompañamos con nuestras oraciones y afecto en el Señor. Asimismo hago una invocación a las autoridades de la Región Piura para que hagamos todos los esfuerzos posibles para que Piura no pierda su escuela de guardias. Somos la primera Región en población después de Lima y tenemos menos efectivos que otras regiones del Perú. No nos quejemos mañana por los problemas de la seguridad ciudadana cuando hoy no supimos defender nuestra escuela de guardias para nuestra Región”.     

Cada 06 de diciembre se conmemora un aniversario más de la fundación de la Policía Nacional el Perú, creada por ley 24949. Los objetivos que se buscaron fueron, entre otros, integrar las tres Fuerzas Policiales (La Guardia Civil del Perú, la Policía de Investigaciones del Perú y la Guardia Republicana del Perú), hacer un mejor uso de los recursos económicos, desaparecer los inconvenientes originados por dualidad de funciones y, sobre todo, ofrecer un mejor servicio a la sociedad. Luego de la creación de la Policía Nacional, se designó a Santa Rosa de Lima, por decreto supremo Nº 0027-89-IN, como su Patrona. En 1995 Santa Rosa de Lima fue condecorada con la Orden al Mérito de la Policía Nacional en el grado de Gran Cruz otorgándole además la Banda Honorífica de Generala de la Policía Nacional del Perú.

jueves 5 diciembre, 2019