“EL ESPÍRITU SANTO LES AYUDARÁ A CRECER EN LA UNIDAD DE LA FE Y EN LA PERFECCIÓN DEL AMOR”

Cerca de 700 jóvenes escolares y universitarios son confirmados en Piura

24 de noviembre de 2018 (Oficina de Prensa).- Continuando con este mes de intensas jornadas de confirmaciones, nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., administró el sacramento de la Confirmación a cerca de setecientos jóvenes de nuestra ciudad. A todos los confirmandos nuestro Pastor los exhortó a conocer y amar a Cristo cada vez más, y a asumir su misión de anunciar del Evangelio en su vida cotidiana.

El Espíritu Santo los ayudará a conocer mejor y vivir la fe

Monseñor Eguren visitó la Parroquia “Santísimo Sacramento”, donde fueron confirmados 360 jóvenes y adultos. La Santa Misa fue concelebrada por Monseñor Luciano Maza, Vicario General de la Arquidiócesis, y el párroco R.P. José Guillermo Uhen. También confirmó a 80 jóvenes de la Parroquia “Cristo Rey”, donde estuvo acompañado del párroco R.P. Joselito Salas. Dirigiéndose a los confirmandos, nuestro Pastor les dijo: “Queridos hijos, hoy hemos rezado diciendo: «Envíanos Señor tu Espíritu Santo para que caminando en la unidad de la fe y viviendo la perfección del amor podamos llegar a la plenitud de la vida en Cristo». Hoy que se confirman asumen la tarea de mantener la unidad de la fe, es decir, ser fieles a lo que la Iglesia profesa y al estilo de vida, las costumbres y la moral, que de esta fe se derivan. Por ello es importante que sigan formándose en la fe. Es el Espíritu Santo quien los ayudará a conocer mejor la fe que profesan, a descubrir su belleza, a amarla con todo su corazón y a comprometerse con esa fe, viviéndola con coherencia y dando testimonio de ella en medio del mundo”.

Den testimonio de su fe a otros jóvenes

Asimismo, Monseñor Eguren confirmó a jóvenes estudiantes de dos importantes universidades de nuestra ciudad. En la capilla de la Universidad Nacional de Piura, nuestro Arzobispo estuvo acompañado del R.P. Venancio Ancajima F.M.V.D. y el R.P. Luis Vicente Agurto F.M.V.D., responsables de la preparación. En la Ermita de la Universidad de Piura (UDEP) concelebraron la Eucaristía el R.P. Ricardo González Gatica, Capellán Mayor y el R.P. Enrique Guillén. A los jóvenes universitarios los exhortó diciendo: “Ustedes como alumnos universitarios son conscientes de la importancia de lo que significa conocer y profundizar en el estudio de aquella fe que recibieron en el bautismo y que ahora renuevan para dar testimonio de ella con sus vidas. Continúen creciendo en el conocimiento de la fe, pero no sólo en lo teórico, sino que de la mente pase al corazón, despertando tus más nobles afectos, abriendo el corazón a Cristo y a la acción de su Espíritu Santo. Por otro lado, cuantos jóvenes estarán preguntándose ahora mismo, en el día a día de su vida universitaria: ¿Quién soy?, ¿Para qué vivo?, ¿Dónde está la felicidad? Sólo Jesús es la respuesta a estas preguntas fundamentales, y ustedes tienen la gran misión de mostrarlo a Él a otros jóvenes universitarios, de llevarlos al encuentro de Cristo dando testimonio en su vida cotidiana”.  

El Espíritu Santo se derrama sobre ustedes para que puedan amar

Cerca de 180 alumnos y alumnas de los Colegios Santa María, San Ignacio y Hogar San Antonio, recibieron la plenitud del Espíritu Santo acompañados de sus padres, padrinos, profesores y amigos. A todos ellos nuestro Pastor les recordó que: “Hoy recibes al Espíritu Santo, el Amor de Dios que es derramado en tu corazón. Por ello tu confirmación te va a exigir amar sin cansarte. Amar significa ser misericordioso, perdonar, ponerse al servicio del otro, especialmente de los más pobres, estar atento a todo aquel que necesita de tu ayuda, consuelo o fortaleza, significa tener un corazón sensible a las necesidades de los demás superando el individualismo y la indiferencia. Y debes amar, no de cualquier manera, sino como Cristo lo haría si estuviera en tu lugar. Él es el único rostro y modelo del verdadero amor. Que el Espíritu del Amor que hoy recibes te lleve a proyectarte en obras de apostolado, de misericordia, de caridad, de servicio y de solidaridad hacia los demás. El Señor no te pide hacer cosas extraordinarias, sólo que hagas todo lo que puedas cada día y con mucho amor. Solo amando a los hermanos serán felices ustedes mismos”. 

sábado 24 noviembre, 2018