DEMOS GRACIAS A DIOS POR EL PEDRO DE HOY, EL PAPA FRANCISCO

Solemnidad de San Pedro y San Pablo

y

28 de junio de 2015 (Oficina de prensa).- En la Basílica Catedral de Piura fue celebrada hoy por Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, dos extraordinarias columnas de la Iglesia católica, ejemplos de amor y fidelidad a Cristo y a la Iglesia.

1Al iniciar su homilía y poniendo de relieve las figuras de estos santos apóstoles, Monseñor Eguren explicó la importancia de celebrar esta fecha “«Y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia». Esas fueron las palabras que el Señor Jesús dirigió en Cesarea de Filipo hace dos mil años a Simón, el hijo de Juan, un humilde galileo, de oficio pescador (ver Mt 16,16-19). Palabras que han trascendido la temporalidad de aquél momento y que engrandeciéndose, han iluminado e iluminarán toda la vida de la Iglesia, fundada sobre la confesión de fe del príncipe de los apóstoles: «Tú, eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo». En el mismo momento en que Simón el pescador, asistido por el Espíritu Santo, confiesa que Jesús es el Hijo de Dios que se ha hecho hombre, el Señor le revela quién es él y cuál es su misión: «Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia». Hoy 29 de Junio, solemnidad de los apóstoles San Pedro y San Pablo, celebramos el Día del Papa, es decir celebramos a la Roca sólida sobre la cual fue fundada la Iglesia de Cristo. Roca que sigue presente en la persona del Pedro de hoy, el Papa Francisco”.

t“El día de hoy -continúo diciendo nuestro Arzobispo- le expresamos desde Piura al Papa Francisco nuestra fidelidad, obediencia y afecto filial, ya que como Obispo de Roma y sucesor de San Pedro, es el principio y fundamento perpetuo y visible de unidad, tanto de los obispos como de la muchedumbre de los fieles, y porque como afirmaba San Ambrosio, «allí donde está Pedro, allí está la Iglesia, y donde está la Iglesia, no hay muerte, sino vida eterna». Su misión es de grandes exigencias y de ahí nuestro deber y solicitud de orar hoy y en todo momento por el Papa Francisco, el Pedro de hoy, como ya lo hacían desde sus orígenes los cristianos: «la Iglesia oraba sin cesar a Dios por él» (Hch 12,5)”.

uEn el día en que se celebra también al Papa, nuestro Pastor exhortó a los fieles católicos a rezar todos los días del año por el Santo Padre, quien es el Vicario de Cristo, aquel que hace presente a Jesús en la tierra: “Queremos agradecer al Señor el don del Papa Francisco y de su magisterio centrado en hacer presente la misericordia y la ternura de Dios, así como en despertar en nosotros la conciencia por el cuidado de la creación, nuestra casa común, y de la opción prioritaria que tenemos que tener por la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, ya que no se puede llamar matrimonio a cualquier forma de gratificación afectiva. Que su persona y enseñanza nos mueva a un anuncio alegre pero valiente y sin descansos del Evangelio en todo lugar y ocasión sobre todo en las periferias existenciales de la vida”.

4Finalmente Monseñor Eguren dirigió un saludo especial a todos los pescadores del país que hoy celebran su día, de manera particular a los de la región del norte, para que el Señor Jesús bendiga sus faenas en el mar, sean fructuosas para el país y les permita siempre llevar el sustento diario y regresar con bien a sus hogares.

 

lunes 29 junio, 2015