COMUNICADO “DÍA DEL NIÑO POR NACER 2017”

Postergación de Actividades

Como es de conocimiento de todos, el próximo 25 de marzo, día de la Solemnidad de la Anunciación del Señor, se celebra en todo el Perú el “Día del Niño por Nacer”, día instituido por Ley del Congreso Nacional N° 27654. 

Nuestra Arquidiócesis de Piura y Tumbes ha sido pionera en el Perú en celebrar a los Niños por Nacer. Bajo el lema, “Piura y Tumbes defienden la Vida”, “Vida Sí, Aborto No”, los piuranos y tumbesinos desde hace diez años venimos saliendo multitudinariamente a las calles para ser la voz de los que no tienen voz, y proclamar el derecho inalienable y sagrado que tiene todo Niño por Nacer a vivir desde su concepción, un derecho que está amparado en la Constitución Política del Perú en su Artículo 2,1.

Este año por las intensas lluvias que venimos padeciendo, y con el fin de garantizar la seguridad de todos y poder celebrar adecuadamente nuestro 1er Corso y 10° Festival por la Vida bajo el lema, “Defender a tu Bebé es más que una cuestión de fe”, se ha visto por conveniente postergar y reprogramar la realización de las actividades del “Día del Niño por Nacer”, tanto en la ciudad de Piura como en todas las demás Vicarias Foráneas según el siguiente cronograma:

  • Viernes 28 de abril: “Un Rosario por la Vida”
  • Sábado 29 de abril: “1er Corso y 10° Festival por la Vida”
  • Viernes 05 de mayo: Congreso “El Aborto y la Ideología de Género: un atentado contra la Vida y la Familia”.

COLECTA PÚBLICA “PORQUE LA VIDA ES UN DON AYUDA DE CORAZÓN” 

La actividad que sí se desarrollará con normalidad durante los meses de marzo y abril, será la Colecta Pública “Porque la Vida es un Don, ayuda de Corazón”, que tiene como finalidad reunir los fondos necesarios para adquirir los equipos de aire acondicionado y filtros estériles que necesita la unidad de recién nacidos del Hospital “Santa Rosa” de Piura. A raíz de los últimos acontecimientos, la Colecta tiene también ahora el objetivo de recaudar fondos a favor de los damnificados por las recientes lluvias e inundaciones por lo que rogamos a todos ser lo más generosos posibles para superar con creces la cifra inicial de S/. 35,000.00 soles.    

Exhortamos a que el próximo 25 de marzo, en las parroquias, comunidades, movimientos eclesiales, asociaciones laicales y hermandades de Piura y Tumbes, se rece el Santo Rosario y se ofrezca la Santa Misa por los Niños por Nacer para que ellos vean el día saludable de su nacimiento y no sean abortados; también por los niños y niñas abortados para que gocen de la felicidad de la vida eterna; por las madres que están gestando y están viviendo una situación difícil o de confusión para que no caigan en la tentación de abortar a sus hijos; y por aquellas mujeres que han abortado para que se abran con confianza al arrepentimiento. Dios que es Padre misericordioso las espera para ofrecerles su perdón y su paz en el sacramento de la Reconciliación. 

Adjunta a la presente encontrarán el Mensaje por el Día del Niño por Nacer 2017 que lleva el título “Alégrate Madre hay un hijo en tu vientre”, el cual se solicita que sea leído al final de las Misas del próximo domingo 26 de Marzo así como en nuestras comunidades.

Los invitamos entonces a prepararse a participar con entusiasmo en las actividades del próximo mes de abril. Todos los piuranos y tumbesinos de nuestra Arquidiócesis debemos sumarnos a esta buena causa. No sólo los cristianos, sino todas las personas de buena voluntad que deseen defender y celebrar la Vida y decir “SÍ a la Vida, NO al Aborto”, porque “Defender a tu Bebé es más que una cuestión de fe”.

San Miguel de Piura, 14 de marzo de 2017

OFICINA DE PRENSA Y COMUNICACIONES

DÍA DEL NIÑO POR NACER
25 DE MARZO DE 2017

“Alégrate Madre hay un hijo en tu vientre”

La presencia de un nuevo ser humano vivo en el seno materno ha de ser motivo de alegría, porque es siempre buena noticia, “buena nueva”. Cada vez que Dios por sobreabundancia de amor llama a la existencia, en el momento en que las semillas paterna y materna se fusionan y germina un humano embrión unicelular, Dios crea su obra maestra y lo hace a su imagen: “a imagen de Dios lo creó: varón y mujer los creó”, y vio Dios que así “estaba muy bien” (Gen1, 27.31). La diferencia sexual presente en tantas otras especies de seres vivos, sólo en el varón y en la mujer -desde que son embrión- lleva en sí la imagen y la semejanza de Dios [1], quedando así ligada a una misión y destino eternos.

Por eso podemos exclamar, ¡alégrate madre, hay un hijo en tu vientre! La alegría es pues la reacción humana natural a toda “buena nueva”, siempre. Lo vemos así en María Virgen, sin pecado concebida, en quien brota exultante esa alegría cuando concibe a su Hijo. Toda mujer tiene derecho a vivir intensamente la alegría de concebir, de acoger un hijo en su seno; tiene derecho a  descubrir -con la mirada de Dios- al pequeño varón o mujer en su vientre, y decirle jubilosa: “es bueno que existas”.

Hoy son muchas las circunstancias que ahogan en la mujer madre, en los padres, en las familias, en la sociedad toda, la natural alegría por la irrupción del amor de Dios que “crea de forma prodigiosa” al nuevo ser humano, va “formando sus entrañas” y “lo va tejiendo en el vientre de su madre” (cf. Sal 139,13-14). Las situaciones dramáticas y hasta injustas y abusivas en que puede ocurrir una concepción, suscitan confusión y angustia; entonces, la mentira oscurece la verdad del amor de  Dios por nosotros manifestado en esa criatura, e impone como falsa “solución” matar a ese niño  por nacer. Así, el niño por nacer muchas veces es hoy el “pobre Lázaro”, tenido por “desecho humano” cuando en realidad es don de Dios, “un tesoro de valor incalculable, un ser querido, amado, recordado por Dios” [2], porque Dios le dice: “Yo no me olvido de ti” (Is 49, 15).

Sabemos que es a través de la solidaridad humana que Dios se hace presente en la vida de aquellas mujeres frágiles tentadas con abortar, es a través de personas concretas que Dios dice a aquellos niños por nacer amenazados “yo no me olvido de ti”. Hermanos, haciendo eco del Papa Francisco [3], los exhortamos: ¡no dejemos que les roben la alegría a aquellas madres! Salgamos al encuentro de esa hermana nuestra que gesta su hijo en medio de una situación dramática y, con muestras de caridad concreta, ayudémosla a redescubrir la verdad acerca de su bebé, cuya vida y futuro Dios mira llenos de esperanza.

Recurramos a la intercesión de nuestra Madre, María Santísima, que plena de la presencia de Cristo llevo la alegría a Juan el Bautista, haciéndolo saltar de gozo en el seno de su madre. Pidámosle a  Ella -que exultante de alegría cantó las maravillas del Señor- que proteja a todas las madres gestantes y a sus bebés por nacer y les haga experimentar con intensidad la alegría de la “buena nueva” que llevan en su vientre.

 

[1] Cf. SS Francisco, Audiencia general, 15 abril 2015.

[2] Cf. SS Francisco, Mensaje para la Cuaresma 2017, 1.

[3] Cf. SS Francisco, Evangelii gaudium n. 83

 

martes 14 marzo, 2017