CARITAS PIURA SIGUE ASISTIENDO A LOS DAMNIFICADOS

Arzobispo visitó campamentos de evacuados de Cura Mori

15 de julio de 2017 (Oficina de Prensa).- Ya han pasado cerca de 5 meses desde que el Río Piura se desbordó provocando caos y desolación en el Bajo Piura, destruyó hectáreas de tierras de cultivo, arrasó caseríos y centros poblados, dejando aislados a miles de pobladores que tuvieron que abandonar sus hogares y pertenencias para poner a salvo sus vidas. Es el caso de las familias de varios centros poblados del Distrito de Cura Mori que fueron evacuadas hasta el Km. 976 y 977 de la vía hacia Chiclayo en donde se encuentran asentados en campamentos que llevan el nombre de las zonas de donde provienen, como son Nuevo Pedregal, Nuevo Pozo de los Ramos, Nuevo San Pedro y Nuevo Buenos Aires. Desde el inicio de la emergencia Cáritas Piura acogió el llamado de nuestro Arzobispo Monseñor  Eguren, poniéndose en marcha una intensa campaña de solidaridad con la finalidad de brindar ayuda rápida y eficaz a los damnificados, poniendo especial prioridad en el cuidado y auxilio de niños, ancianos y mujeres embarazadas.

Monseñor Eguren una vez más llegó hasta estos cuatro campamentos de damnificados para reencontrase y conversar con sus pobladores, orar con ellos y darles un mensaje de fe y esperanza en medio de los momentos difíciles  que afrontan. Lo acompañaron durante la visita el Ing. Carlos Zapata Crisanto, Secretario Adjunto de Cáritas Piura quien junto a sus voluntarios llegaron en tres camiones con cerca de 19 toneladas de ayuda que fue distribuida entre 120 familias damnificadas. La ayuda ha consistido principalmente en 1200 calaminas, cajas de alimentos, filtros de agua, mosquiteros, kits de apoyo médico, repelentes, útiles de aseo personal y bancos de herramientas (conteniendo palanas, picos, guantes, botas y carretillas tipo buggy) que les servirán a los pobladores para la rehabilitación de sus viviendas y canales de regadío pudiendo así recuperar su calidad de vida y volver a la agricultura que es su principal actividad económica y fuente de sustento para su familias. También se hizo entrega de un lote de alimentos para abastecer los comedores populares de cada uno de los campamentos, así como rosarios para cada uno de los damnificados. Toda esta ayuda ha sido posible gracias a las generosas donaciones de la Vicaría de la Caridad del Arzobispado de Lima, del proyecto “Respuesta a Huaycos e Inundaciones 2017” del Banco de Crédito del Perú, de la Minera Cerro Verde, Cáritas del Perú, Química Suiza, Promart y Cáritas Piura.

El Sr. Oswaldo Castro Santiago, agente municipal de Nuevo Buenos Aires, la Sra. María Yanet Silupú Sosa, responsable del Comedor Popular de Nuevo San Pedro, el Sr. Pablo Eladio Rivas Chero, Secretario General de Pedregal Nuevo y la Sra. Julia Ramos More, responsable de los Comedores Populares de Nuevo Pozo de los Ramos y Ciudad de Dios, en representación de todos los pobladores damnificados mostraron su profunda emoción y alegría por el apoyo recibido, agradeciendo especialmente a nuestro Arzobispo y a los voluntarios de Cáritas Piura por tenerlos siempre presentes, sobre todo en estos momentos en que pasan necesidad, así como por preocuparse continuamente no solo de su sustento material sino también de su bienestar espiritual.

¡Tú también puedes ayudar!

Para compartir la caridad de Cristo con nuestros hermanos damnificados te invitamos a visitar:

www.arzobispadodepiura.org/solidaridad-piura-tumbes/

 

sábado 15 julio, 2017