AVANZA CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS SALUDABLES
EN EL CASERÍO DE PEDREGAL CHICO

70 familias damnificadas serán beneficiadas

21 de junio de 2018 (Oficina de Prensa).- A casi un año y medio de las fuertes lluvias e inundaciones que afectaron severamente la Región pero principalmente a los pueblos del Bajo Piura, nuestra Cáritas Arquidiocesana continúa ayudando a las familias que lo perdieron todo, siguiendo el pedido de nuestro Arzobispo Metropolitano, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., quien es también Presidente de Cáritas Piura.

Gracias al Gobierno de la Provincia Autónoma de Trento, a las Misiones Franciscanas de esa ciudad italiana, al Arzobispado de Piura y nuestra Cáritas Arquidiocesana se viene trabajando en la implementación del Proyecto de Construcción de Viviendas Saludables, en el caserío Pedregal Chico del distrito de Catacaos que el 27 de marzo del año pasado se vio afectado por la ruptura del dique de contención que ocasionó la inundación de las viviendas y campos de cultivo de la zona, afectando además severamente su infraestructura vial, escolar y de salud. Este proyecto beneficiará a 70 familias damnificadas, conformadas por un total de 420 personas entre niños, adultos, y ancianos que lo han perdido todo, incluso sus medios de sustento económico (cultivos, animales de crianza, etc.). La primera piedra del proyecto fue colocada por Monseñor Nicola Girasoli, Nuncio Apostólico en el Perú quien visitó Pedregal Chico el 9 de abril pasado por invitación de nuestro Arzobispo. Se tiene previsto concluir el proyecto e inaugurarlo el sábado 14 de julio.

Con la implementación de este proyecto se busca además organizar a la comunidad local alrededor de la construcción de Viviendas integrándola en el desarrollo comunitario. Por ello se viene capacitando a las familias en el mantenimiento de sus casas así como los procesos de tratamiento de alimentos, agua, residuos sólidos, salud y nutrición. Pero también gracias a este proyecto se propiciará espacios de inserción laboral por medio de actividades relacionadas a la crianza de animales y huertos familiares o comunitarios.

Los módulos

Cada vivienda tiene un área total de construcción de 36m2, para habitabilidad. Las viviendas serán edificadas con nuevas técnicas de ingeniería y tecnología que usa un sistema constructivo en planchas de OSB, material que tras las pruebas efectuadas ha demostrado ser el mejor para las condiciones climáticas de nuestra región. El módulo consta de una loza, de una estructura interior de parantes verticales de madera, una estructura inclinada en madera para soportar el techo de planta de calamina u ondulada, una puerta y una ventana.

¿Por qué Pedregal Chico? 

Es importante recordar que tras el desborde del Río Piura, este caserío se convirtió en un enorme lago, que al secarse las aguas dejó hasta 1.5 metros de sedimento, afectándose y derrumbándose un total de 120 viviendas (40% del total). Parte de esta población se reubicó en la zona del desierto que el gobierno habilitó para su establecimiento en el Km. 980 de la carretera a Chiclayo, y aunque la mayor parte de ellos ya han dejado estos campamentos de desplazados y ha vuelto a sus viviendas para habilitarlas, es debido a los graves daños producidos que aun actualmente se encuentran viviendo en carpas distribuidas por el Instituto de Defensa Civil – INDECI.

jueves 21 junio, 2018