ARZOBISPO VISITA COLEGIO PARROQUIAL “NUESTRA SEÑORA DEL TRÁNSITO” Y SE REÚNE CON PROFESORES

También sostuvo un Conversatorio con alumnos de los Colegios Parroquiales de Piura

10 de mayo de 2018 (Oficina de Prensa).- Nuestro Arzobispo Metropolitano, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., quien es también presidente del Consorcio Arquidiocesano de Colegios Parroquiales de Piura (CACPAP), visitó las instalaciones de la Institución Educativa Parroquial “Nuestra Señora del Tránsito” del Distrito de Castilla, donde tuvo un emotivo encuentro con los alumnos, personal docente y administrativo de este plantel.

A su llegada fue recibido por el R.P. Pedro Talledo Nizama, Promotor de esta Institución Educativa, y el Lic. Santiago Ramírez Benítez, Director de la misma. Nuestro Pastor agradeció las muestras de cariño de parte de los estudiantes y profesores, y participó de una hermoso homenaje a la Virgen María cuyo mes estamos celebrando. El alumno Fabricio Granda del nivel inicial (5 años) dirigió a Monseñor Eguren unas palabras de agradecimiento por su visita.

Seguidamente, nuestro Arzobispo se reunió con los docentes de nivel inicial, primaria y secundaria con quienes dialogó y reflexionó en torno a la importante labor que realizan como educadores, agradeciéndoles por todo el esfuerzo, el empeño y la entrega que realizan cada día. Dirigiéndose a los maestros les dijo: “Enseñar es un trabajo hermoso, un gran desafío y una enorme responsabilidad porque es un poco como ser padres, al menos espiritualmente, de todos estos niños y jóvenes que están bajo su cuidado y que se les han confiado, a quienes se puede ver crecer día a día, y que esperan de ustedes una buena orientación, educación y formación”.

En otro momento Monseñor Eguren manifestó que “la escuela cristiana no se debe limitar a una educación académica calificada sino que también está hecha de relaciones humanas. Los niños y jóvenes esperan aprender de ustedes el ejemplo y guía positivos, relaciones de acogida y bondad. Todo maestro cristiano debe ser para sus alumnos un verdadero testimonio de humanidad madura y equilibrada, ser testigo de la vida y la esperanza, punto de referencia y fuente de inspiración. Y sobre todo, han de amar a todos sus alumnos sin distinción, pero con mayor intensidad a aquellos que podrían ser considerados difíciles o que no quieren estudiar, acogiéndolos con todas sus limitaciones y su potencial, dialogando con los padres y ayudando a la unidad de las familias”.

“Frente a este compromiso tan grande no tengan miedo, porque no están solos. Tienen al Señor Jesús acompañándolos y sosteniéndolos en su misión en todo momento, y también tienen a sus colegas y a toda la comunidad educativa a la que pertenecen, compartan su trabajo con ellos”, concluyó nuestro Arzobispo.

Conversatorio con alumnos promocionales

Asimismo en estos días, más de 200 alumnos de 5to de secundaria de los Colegios Parroquiales “Santa Rosa de Lima”, “Nuestra Señora del Rosario”, “San José Obrero” y “Nuestra Señora del Tránsito” de nuestra ciudad participaron de un ameno e interesante conversatorio con nuestro Arzobispo. Tras expresar su alegría a los alumnos por este nuevo encuentro que se lleva a cabo todos los años, Monseñor Eguren compartió con ellos unas reflexiones en torno al reciente libro-entrevista del Papa Francisco titulado “Dios es Joven”, en el cual el Santo Padre repasa los problemas fundamentales a los que se enfrenta la juventud actual.

A continuación los alumnos representantes de cada uno de los colegios iniciaron el diálogo con nuestro Pastor, quien fue respondiendo a sus preguntas sobre temas tan importantes como la promoción de la paz en el mundo, qué respuesta dar ante la corrupción en nuestro país, la importancia de la familia y la defensa de la vida, cómo vivir una recta sexualidad, la necesidad de madurar y prepararse seriamente para responder a la propia vocación, entre otros interesantes temas. Al finalizar el encuentro, los alumnos consagraron sus vidas a la Virgen María a través de una hermosa oración, y colocaron a sus pies hermosas rosas como signo de su profundo amor filial.

jueves 10 mayo, 2018