ARZOBISPO SOSTIENE ENCUENTRO VIRTUAL CON JÓVENES

Reflexionó con ellos sobre la importancia de María en la vida del joven cristiano

17 de septiembre de 2020 (Oficina de Prensa).- Como parte de la Peregrinación Virtual que vienen realizando los jóvenes de nuestra Arquidiócesis al encuentro de “Nuestra Señora de las Mercedes” de Paita. Nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., sostuvo un fraternal encuentro con ellos a través de las redes sociales, desarrollando una reflexión sobre la importancia de María en la vida del joven cristiano. A lo largo de la catequesis también respondió diversas preguntas que le formularon los jóvenes de todas Vicarías de nuestra Arquidiócesis.

Con gran expectativa, los jóvenes de Piura y Tumbes, venían esperando este momento de poder encontrarse con nuestro Pastor. A la transmisión en vivo se sumaron también jóvenes de diversas partes del Perú, algunos incluso desde el extranjero. Al iniciar su participación, Monseñor Eguren los felicitó porque, a pesar de la actual situación de la pandemia, ellos no han querido dejar de ponerse a los pies de «Nuestra Señora de las Mercedes», ni de rezar intensamente con profunda piedad filial, por el fin de la pandemia y para que Nuestra Madre lleve a la gloria del Cielo a los fallecidos, sane a los enfermos de Covid-19, nos cubra a todos con su manto maternal, y así nos proteja de todo mal. Ella desde el Cielo no deja de cuidarnos y prodigarnos su consuelo en medio de nuestros sufrimientos y dolores. 

En otro momento, nuestro Arzobispo les dijo: “Septiembre es un mes muy especial para todos los piuranos y tumbesinos, porque en él celebramos a nuestra Madre y Patrona «Nuestra Señora de las Mercedes», a quien cariñosamente llamamos «Mechita». Este año, a consecuencia de la Pandemia, los tradicionales festejos y procesiones no van a poder realizarse, pero Ella, que conoce el corazón de sus devotos y peregrinos, no dejará de bendecirnos y protegernos, a pesar de que por ahora no podremos llegar físicamente hasta Paita. Continúen cultivando siempre una profunda piedad filial a María, para amarla como Jesús la ama y honrarla como Jesús la honra. Amen mucho a la Virgen porque Ella siempre es el camino más seguro para conocer, amar y seguir a Cristo. Es en la escuela de María donde aprendemos a ser amigos de Jesús, es decir, donde aprendemos a pensar, sentir y actuar como otros Cristos. Que por la intercesión de «Nuestra Señora de las Mercedes» el Señor les conceda la sabiduría y el valor de abrirle con generosidad su corazón a Él”.

“Queridos jóvenes -continuó Monseñor Eguren- después de estos días de peregrinaje virtual, se encuentran a los pies de vuestra Madre. La Santísima Virgen se nos presenta como modelo de lo que ha de ser nuestra vida cristiana. Ella les dice hoy: «Haz lo que mi Hijo te diga», y se los dice con el ejemplo de su propia vida ya que, ante el anuncio divino, dejó sus planes y sus seguridades para lanzarse a la más maravillosa de todas las aventuras: la de acoger y seguir a su Hijo con todo su amor. Ella es ciertamente paradigma de fe, de esperanza y de amor, como también de obediencia y de cooperación generosa y activa con la gracia de Dios. María es siempre el camino más seguro para llegar a Jesús y ser totalmente suyos, como Ella, la mujer del todo y para siempre. María es también modelo de perfecta evangelizadora, es decir, de quien anuncia a Jesús con el testimonio y con la palabra. Por ello, procuren que cuando los demás los vean puedan reconocer a Cristo vivo en ustedes por lo que hacen y dicen. Busquen ayudar a otros jóvenes que se encuentran perdidos en el sinsentido de la existencia, nunca olviden que no hay mejor apóstol para un joven que otro joven. Muchos están esperando que aparezca un joven como tú, que les pueda decir que la respuesta que tanto buscan tiene un rostro y un nombre, Jesús de Nazaret”.

Finalmente, nuestro Pastor les dijo: “Recuerden también que María es modelo de caridad y de servicio. En el pasaje de la Visitación, María se nos presenta como modelo incomparable de Evangelización, una evangelización que supone anunciar a Jesús como el Salvador y que exige del joven cristiano el servicio solidario ante las necesidades concretas. María es paradigma de solidaridad. En estos tiempos de pandemia debemos anunciar a Jesús y comprometernos con las necesidades de aquellos hermanos nuestros más pobres y necesitados. Como María, movidos por la Caridad de Cristo debemos también ponernos en camino, para servir a los demás y así dar esperanza y consuelo a tantos que hoy viven sumidos en la incertidumbre, en el dolor, en la enfermedad, en el hambre. Sigan el ejemplo de María viviendo la caridad, ayudando, sanando y consolando a todos los que puedan”.

jueves 17 septiembre, 2020