ARZOBISPO SE REÚNE CON LOS SEMINARISTAS DE PIURA Y TUMBES

Compartió con ellos una plática sobre la Vocación Sacerdotal

seminaristas-5

14 de enero de 2016 (Oficina de Prensa).- La tarde de ayer los seminaristas, diáconos y formadores del Seminario Arquidiocesano “San Juan María Vianney” de nuestra ciudad, tuvieron un encuentro con nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., quien compartió unas reflexiones sobre el misterio de la vocación al sacerdocio, especialmente en el marco del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, convocado por el Santo Padre Francisco.

seminaristas-4“La vocación – manifestó Monseñor Eguren – responde plenamente a aquello para lo que Dios en sus eternos planes de sabiduría y amor ha pensado para cada uno de nosotros. Desde que somos concebidos la vocación está grabada en lo profundo de nuestro ser. No hay posibilidad de realizarse y de ser feliz en la vida sin buscarla y acogerla. Por eso es tan importante que siempre busquemos lo que el Señor quiere de nosotros y tengamos el valor de responderle con un SÍ generoso”.

seminaristas-2Nuestro Pastor afirmó que “el sacerdocio se fundamenta ante todo y sobre todo en una iniciativa de Jesús quien “llamó a los que Él quiso” (ver Mc 3, 13), no a los que lo deseaban. No existe un derecho al sacerdocio. Esta misión no se escoge como se hace con un oficio o profesión. El que ha escuchado la llamada de Jesús y le ha respondido sabe muy bien que puede decirse a sí mismo: “por pura gratuidad y sin mérito de mi parte, Él me llama, Él me quiere”. En su dimensión más profunda, toda vocación es un gran misterio, es un don que nos supera infinitamente, y ante la grandeza de este misterio uno se siente indigno de él. Por ello la gracia de la vocación sacerdotal se debe vivir siempre como sobreabundancia de misericordia, y la misericordia es la absoluta gratuidad con la que Dios nos ha elegido”.

seminaristas-1En otro momento, Monseñor Eguren exhortó a los seminaristas a perseverar en la oración constante, en el estudio esforzado y en una vida comunitaria plena, como los pilares de su vida en el Seminario: “Queridos seminaristas: sólo a través de la oración diaria y perseverante serán capaces de encontrarse una y otra vez con su vocación para vivirla en fidelidad y santidad, para acogerla y desplegarla, dando así gloria a Dios. Como bien decía San Juan Pablo II: “la oración hace al sacerdote y el sacerdote se hace a través de la oración”. Esto también se puede decir del seminarista. Sin una sintonía particular y profunda con Cristo, el Buen Pastor, nuestra vocación sacerdotal se derrumba. Estar con el Señor en la oración debe constituir siempre la pieza central de su ser de seminaristas ahora y de sacerdotes mañana. Y junto con la oración no descuidar los estudios y la vida comunitaria. Oración, estudio y vida comunitaria, son el trípode donde se asienta la vida del Seminario y del seminarista. Estas tres realidades forman un círculo virtuoso que despliega la vocación. El estudio me ayuda a conocer mejor a Dios-Amor y así enriquece mi oración enseñándome a relacionarme con cada una de las tres personas de la Santísima Trinidad, y la oración despierta un deseo por un mejor estudio. A su vez la oración y el estudio me impulsan a vivir la fraternidad y la caridad con aquellos que como yo están bendecidos con la vocación al sacerdocio y que conmigo formarán parte de un mismo presbiterio”.

seminaristas-3Finalmente nuestro Arzobispo los invitó a cultivar especial devoción a la Santísima Virgen, para que siempre encuentren en ella el modelo perfecto de obediencia y fe en el Señor así como el mejor camino para llegar a Cristo: “Pónganse bajo la protección de Santa María, Madre de los Seminaristas. Contemplen  en todo momento su radiante hermosura y su pureza inmaculada, como imagen y modelo de la Iglesia a la que están llamados a servir y amar con todas sus fuerzas. Por la piedad filial, déjense configurar por medio de Ella con su Hijo, el Señor Jesús, Sumo y Eterno Sacerdote”.

Cabe resaltar que los seminaristas iniciarán en los próximos días un intenso trabajo pastoral en las diferentes parroquias de nuestra Arquidiócesis, como parte de su proceso de formación.

seminariasas-11

seminaristas-7

seminaristas-10

seminaristas-6

seminarias-9

seminaristas-8

jueves 14 enero, 2016