ARZOBISPO HACE ENTREGA DE IMPORTANTE DONACIÓN AL HOSPITAL SANTA ROSA

En plena Semana de la Misericordia Hospitalaria visita a pacientes de oncología y bautiza a niños

14 de octubre de 2019 (Oficina de Prensa).- Con ocasión de iniciarse hoy la Semana de la Misericordia Hospitalaria que bajo el lema “Portadores de Paz y Esperanza”, se desarrollará hasta el 18 de octubre en toda nuestra Arquidiócesis, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.V.C., Arzobispo Metropolitano de Piura visitó el Hospital de la Amistad Perú Corea Santa Rosa II-2, ubicado en el distrito 26 de Octubre, donde bendijo e hizo entrega de una importante donación consistente en dos monitores de signos vitales de 5 parámetros, los cuales permitirán brindar una mejor atención a los bebes recién nacidos que se encuentran hospitalizados en los ambientes de Trauma Shock Neonatal del área de Pediatría de este nosocomio.

A su llegada al lugar, nuestro Pastor fue recibido por el Ing. Otón García Jave, Director Ejecutivo de la Diaconía para la Justicia y la Paz y el R.P. Martín Chero Nieves, Párroco de la zona. Participaron también de la ceremonia el Sr. Darwin García Marchena, Alcalde Distrital de 26 de Octubre, el Dr. Eddy Leiva Villalonga, Gerente Regional de Desarrollo Social, el Dr. Víctor Távara Córdova, Director Regional de Salud, el Dr. Edwin Chingel Pasache, Director del Hospital y el R.P. Juan Rebolledo Herrera, Encargado de la Pastoral Hospitalaria en nuestra Arquidiócesis. Estuvieron también presentes los coordinadores de los frentes Pro Vida del Sector 26 de Octubre, Los Algarrobos y Castilla, Parroquia Santísimo Sacramento y Parroquia San Pedro y San Pablo, así como los integrantes del equipo de la Pastoral de Salud en nuestra ciudad, del mismo modo los jefes de servicios, médicos, especialistas, enfermeras, obstetras, técnicos, laboratoristas, personal administrativo y de servicios, pacientes y familiares del Hospital Santa Rosa.

Durante su participación el Dr. Chingel agradeció a nuestro Arzobispo y a los miembros de la Diaconía para la Justicia y La Paz, quienes a través de la Oficina Pro Vida “Juan Pablo II” vienen apoyándolos constantemente y se han convertido en aliados estratégicos del Hospital. Destacó que como médicos han hecho un juramento donde la salud y la dignidad del enfermo serán siempre las primeras de sus preocupaciones, así como un absoluto respeto por toda vida humana, desde su concepción hasta su fin natural.

A su turno, Monseñor Eguren destacó que: “Cuando vinimos en agosto pasado a hacer entrega de la donación de unas cunas para el área de neonatología, se nos hizo saber que algunos niños con nacimientos prematuros no lograban sobrevivir debido a la falta de equipos médicos adecuados. En coordinación con la dirección del hospital decidimos apoyar con esta nueva importante donación, que asciende a 40,000 soles, conseguida gracias al generoso apoyo de personas de buena voluntad. De este modo el Arzobispado de Piura sale al encuentro de una necesidad concreta de los pacientes de este hospital. Quiero hacer una invitación a que unamos esfuerzos para poder encontrar soluciones a las necesidades del sector salud y de manera especial a las de este nosocomio. No dejemos que esto quede aquí, lancemos una cruzada y que esta iniciativa sirva de ejemplo para que otras instituciones, empresas y ciudadanos, puedan interesarse y respondan de manera generosa donando otros equipos y materiales necesarios, que son tan urgentes para este centro de salud. Pero no olvidemos que los equipos no lo son todo, hay que complementarlos con lo que sabemos que en este Hospital no falta, y es una atención profesional, el espíritu de servicio, la capacidad de entrega y dedicación de los médicos, enfermeras, personal sanitario y administrativo. Esta donación tiene un especial significado para nosotros en nuestra iglesia particular, dado que hoy iniciamos un tiempo especial de intensa actividad pastoral en los hospitales, clínicas, y centros de salud. Los sacerdotes, las religiosas, los agentes de la pastoral de salud y los fieles de las diferentes parroquias, comunidades y grupos laicales de toda nuestra Arquidiócesis, van a ir visitando a los enfermos, administrándoles el Sacramento de la Unción, teniendo Misas de Salud con los familiares de los pacientes, momentos de adoración al Santísimo Sacramento y el rezo del Santo Rosario, interesándose personalmente en aquellos casos más críticos, para ver cómo se puede ayudar a nuestros hermanos enfermos, que son los predilectos del Señor”.

Finalmente nuestro Arzobispo recorrió acompañado del Dr. Andrés Silva Horna, Jefe de Pediatría del Hospital, esa área. Ahí brindó el bautismo a varios pequeños y niños prematuros. También visitó el área de quimioterapia donde se encontró con algunas pacientes a quienes les llevó unas palabras de aliento, un mensaje de esperanza y de consuelo, así como su bendición.

lunes 14 octubre, 2019