“AMAR Y AMAR MÁS, SERVIR Y SERVIR MÁS”

Arzobispo celebra 60° Aniversario del Colegio Niño Jesús de Praga

03 de octubre de 2019 (Oficina de Prensa).- Nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., presidió la Santa Misa en la Catedral de Piura con ocasión de las Bodas de Diamante del Colegio Niño Jesús de Praga del Distrito de Castilla, que es regentado por las hermanas de la Congregación Religiosas Misioneras Parroquiales del Niño Jesús de Praga.

En la Eucaristía, que fue concelebrada por varios sacerdotes de nuestra ciudad, participó la Madre Irene Álvarez López, quien es una de las cuatro misioneras que llegaron por primera vez a Piura en el año 1952. Nuestro Pastor la saludo y le agradeció por su inmensa labor en favor de la educación de las niñas de nuestra Región. Ella estuvo acompañada de la Hna. Azucena Sánchez Álvarez, Promotora de la institución educativa y Superiora de la Comunidad en Piura, así como de la Prof. Janet Huari Peña, Directora del Plantel. Participaron además el personal docente, administrativo y de servicios, los padres de familia, exalumnas y alumnas del colegio. Estuvo también presente el Dr. José Aguilar Silva, Alcalde de la Municipalidad Distrital de Castilla y los directores de varios centros educativos integrantes del Consorcio de Colegios Católicos de Piura.

Al iniciar su homilía, nuestro Pastor dijo: “Con esta Eucaristía, damos gracias a Dios por los sesenta años de vida que ha concedido a la institución educativa “Niño Jesús de Praga”. Rezamos por todas las religiosas, profesores, ex alumnas, alumnas y padres de familia que a lo largo de estos años han cooperado activamente con la gracia de Dios para que esta obra que nació en el corazón del pueblo de Castilla se haya consolidado y madurado como lo ha hecho”.

“Su institución educativa celebra su aniversario el 02 de octubre, memoria de los santos Ángeles Custodios y fecha del nacimiento de su Fundadora, la Madre Angélica Recharte Corrales. Ella como educadora, reconoció y valoró a la mujer-estudiante como eje fundamental del quehacer educativo, de ahí que vuestro colegio se dedique exclusivamente a la educación y formación de las mujeres. La Madre Angélica supo comprender que la mujer es la que mejor transmite los valores religiosos, morales y cívicos, y que ella es la mejor educadora y formadora de hombres y mujeres que sean capaces de transformar el Perú”.

Vivir la Infancia espiritual y la devoción al Ángel de la Guarda

En otro momento de su homilía y dirigiéndose a la comunidad educativa, Monseñor Eguren les dijo: “El patrono de su Congregación y Colegio, es el Niño Jesús de Praga. La devoción a Él supone vivir una espiritualidad sumamente exigente pero hermosa, porque como nos advierte Jesús, sólo los que son como niños entraran al Reino de los Cielos. ¿En qué consiste la infancia espiritual? ¿Cuáles son sus características? En primer lugar, frente a Dios reconocer nuestra pequeñez. Además, no inquietarnos por nada y esperarlo todo de Él como un niño pequeño lo espera todo de su padre. Finalmente saber creer, esperar y amar como lo hacen los niños, es decir con abandono total e intensa pureza de corazón. Vivir la infancia espiritual es por tanto un camino de santificación exigente pero hermoso y liberador”.

“Junto con la devoción al Niño Jesús de Praga tengan mucha devoción al Ángel de la Guarda. La Iglesia nos enseña que desde el momento de la concepción hasta nuestra muerte, él nos acompaña para protegernos de los peligros, defendernos de cualquier mal, inspirándonos lo correcto y lo bueno, procurándonos conducirnos por los caminos del bien. Por tanto no dejemos nunca de rezarle a nuestro Ángel de la Guarda”.

Seguir a Jesús es el camino que conduce a la libertad, felicidad y salvación

Nuestro Arzobispo le dedicó también unas palabras a las jóvenes alumnas presentes, a ellas les dijo: “Queridas alumnas: Según la Madre Angélica, uno de los ejes fundamentales de su colegio, es «conocer la verdad y amar el bien». El amor sin la verdad es ciego y la verdad sin el amor es algo muy frío. Es en Cristo donde la verdad y el amor coinciden. Por eso sigan a Jesús con gran generosidad de corazón, porque en la medida que lo hagan se acercarán a la verdad y al amor, y así serán libres, felices y acertarán en el camino de su realización y salvación. Sólo Jesús tiene las respuestas para esas ansías de plenitud que tienen sus corazones jóvenes”.

Finalmente, Monseñor Eguren, les dijo a las Religiosas Misioneras Parroquiales del Niño Jesús de Praga: “Queridas religiosas: Las animo a seguir realizando la vocación y misión a las que el Señor las ha convocado por medio de su Fundadora: «Trabajar por la mayor gloria de Dios y la salvación de las almas, amando y amando cada vez más, sirviendo y sirviendo cada vez más». Gracias por su presencia y trabajo de todos estos años en nuestra Iglesia particular de Piura”.      

jueves 3 octubre, 2019