“AL ATARCEDER DE NUESTRA VIDA SEREMOS JUZGADOS DE AMOR”

Hermandad del Señor de los Milagros de Piura realiza acción social en favor de los más necesitados

10 de noviembre de 2020 (Oficina de Prensa).- Como parte de las actividades programadas por la Hermandad del Señor de los Milagros de nuestra ciudad en honor al “Cristo de Pachacamilla”, los miembros del directorio, hermanos de las diferentes cuadrillas y hermanas sahumadoras, realizaron dos actividades solidarias saliendo al encuentro de nuestros hermanos más pobres, vulnerables e inmigrantes, quienes a causa de la pandemia han visto complicarse aún más su situación de vida, y que de este modo puedan sentir la cercanía del amor misericordioso de Cristo. Han sido cerca de 200 de familias de Piura y Castilla que han sido beneficiadas con la entrega de paquetes de alimentos, kits de medicinas y un apoyo económico para aliviar en algo sus necesidades más urgentes.

El Mayordomo General de la Hermandad del Señor de los Milagros de nuestra ciudad, Julio Monjoy Vilela, nos comenta al respecto: “Hemos querido que el mes de octubre sea un tiempo lleno de gestos concretos de amor fraterno, por ello y siguiendo las palabras de nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio, le hemos pedido en nuestra oración al Señor de los Milagros que nos dé «la gracia de tener un corazón que sepa ver las heridas de la sociedad y unas manos creativas para la caridad activa». Para coronar este Mes Morado, hemos salido al encuentro de los más pobres y necesitados. En estos tiempos de pandemia hay mucho sufrimiento y necesidad, y Jesús, con los rasgos de su pasión, está presente en los enfermos, los desempleados, los migrantes, en las familias que lloran a sus seres queridos fallecidos por la pandemia sin haber podido estar cerca de ellos ni decirles adiós en el momento de su muerte y sepultura. Como integrantes de la Hermandad del Señor de los Milagros, somos muy conscientes de que al atardecer de nuestra vida seremos juzgados de amor”.

Por su parte Gilberto Tejada, Capataz de la Tercera Cuadrilla de cargadores nos comparte: “La caridad es una de las virtudes del cristiano, y en la Hermandad del Señor de los Milagros no somos ajenos al mandamiento nuevo que nos dio el Señor de amarnos los unos a los otros como Él nos ha amado. Por eso nos organizamos en grupos para recorrer las calles de Piura y Castilla e ir al encuentro de los más indefensos, como los niños que lamentablemente por necesidad laboran en las calles, entre ellos muchos pequeños venezolanos. Hemos tratado de arrancarles una sonrisa regalándoles algunas golosinas y alimentos, conversando con ellos un rato, entregándoles a sus familias una cena caliente. Ha sido una experiencia más que reconfortante y a la vez dura porque hemos podido constatar cómo hay niños y familias enteras que no tienen un pan para comer y dependen de lo que les puedan dar las personas que están a su alrededor y que lamentablemente no les tienden la mano. Como Capataz me siento orgulloso por el desprendimiento de mis hermanos que a pesar de su difícil situación económica no dudaron ni un instante en ponerse la camiseta, desprenderse de aquello que de seguro necesitaban y ayudarnos a sacar adelante nuestra actividad con sus aportes. Seguimos rogándole a nuestro Señor de los Milagros que siga bendiciéndonos junto a nuestras familias y nos permita que nuestro corazón se llene de amor para poder seguir apoyando siempre a los demás”.

martes 10 noviembre, 2020