“AGRADEZCAMOS EL DON DE NUESTRO BAUTISMO”

Fiesta del Bautismo del Señor Jesús

interior-1

10 de enero de 2016 (Oficina de prensa).- La mañana de hoy, día en el que celebramos la Fiesta del bautismo del Señor, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, presidió la Santa Misa dominical en la Basílica Catedral de nuestra ciudad, al iniciar la celebración eucarística nuestro Pastor asperjó con agua bendita a los fieles católicos presentes, para recordarnos el misterio de este Sacramento que nos da la gracia santificante de Dios, purificándonos de todo pecado. Con esta celebración concluye el tiempo litúrgico de Navidad.

bendicion-con-el-evangeliarioAl iniciar su homilía y meditando sobre trascendental episodio del bautismo del Señor, Monseñor Eguren manifestó: “Hoy la escena evangélica (ver Lc 3, 15-16.21-22) nos lleva al momento del bautismo del Señor, es un momento intenso de «epifanía», es decir, de manifestación de quién es Jesús. El Niño adorado por los pastores y los reyes magos como Dios y Hombre verdadero, se revela en las aguas del Jordán como el Ungido del Padre, es decir, como el Mesías y el Señor. Para que no haya duda de ello, dos signos acompañan la manifestación del Señor: El Espíritu que baja sobre Jesús en forma visible de paloma y las palabras audibles del Padre que se escuchan desde el cielo: «Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto». Siendo una de las tres personas de la Santísima Trinidad, Jesús posee el Espíritu desde toda la eternidad, pero en cuanto se ha hecho hombre lo recibe hoy para realizar la obra de nuestra salvación y para comunicarlo a los hombres. Por eso San Juan Bautista dice: «Yo los bautizo con agua, Él bautizará con Espíritu Santo»”.

gente-rezando-8Nuestro Pastor, reflexionando en el mensaje del evangelio del día, resaltó la importancia del bautismo, sacramento que nos dio un nuevo ser y una nueva vida, la vida de Jesús: “En el Evangelio de hoy, Lucas describe el momento preciso es que se produce la manifestación de Jesús: «Y, mientras oraba, se abrió el cielo». En nuestras vidas cuando éramos pequeños, también hubo un momento en que nuestros padres y padrinos oraban por nosotros junto con toda la Iglesia. Ese momento decisivo en nuestra vida cristiana fue el día de nuestro bautismo, sacramento necesario para nuestra salvación como lo es la Iglesia misma, en la que nos introduce el bautismo. El fruto del bautismo, o gracia bautismal, es una realidad rica que comprende el perdón del pecado original y de todos los pecados personales; el nacimiento a la vida nueva, por la cual el hombre es hecho hijo adoptivo del Padre, miembro de Cristo, templo del Espíritu Santo. Por la acción misma del bautismo, el bautizado es incorporado a la Iglesia, Cuerpo de Cristo, y hecho partícipe del sacerdocio de Cristo (ver CIC n. 1279). Por eso en el Credo rezamos: «Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados».”

misioneros-verbum-deiEn otro momento, nuestro Arzobispo invitó a los presentes a dar gracias por este sacramento que ha traído una gran novedad a nuestra vida, pues borró el pecado original que nos alejaba de Dios y nos reconcilió perfectamente con Él: “En este día y en el marco del Jubileo de la Misericordia los invito a que hagamos memoria agradecida de nuestro bautismo, ya que si hoy hemos podido atravesar la puerta santa, es gracias a nuestro bautismo. Si hoy podemos participar de la Santa Misa, es gracias a nuestro bautismo. Si podemos aspirar a la libertad de los hijos de Dios y vernos libre de la esclavitud del pecado, es gracias a nuestro bautismo. Si podemos recibir la gracia de los demás sacramentos, es gracias a nuestro bautismo. Si podemos vivir el misterio de la comunión que es la Iglesia, es gracias a nuestro bautismo. Si podemos vivir el amor y la misericordia y así construir un mundo nuevo, es gracias a nuestro bautismo”.

comunionFinalmente, Monseñor Eguren hizo un fuerte llamado a los padres a no postergar el sacramento del Bautismo a los recién nacidos, pues este debería realizarse dentro del primer mes de vida de sus hijos: “¿Sabes el día en que fuiste bautizado? ¿Celebras esa fecha como lo haces con tu cumpleaños? Tú, padre de familia, consciente del don inestimable e incalculable del bautismo, ¿se lo procuras a tus hijos inmediatamente? Conocedor que el bautismo siembra en nosotros la exigencia de la santidad, ¿das a tus hijos nombres de santos que sean modelos para su vida cristiana o nombres extravagantes, impropios de personas, irreverentes para la fe o ajenos a nuestra cultura? El santo Bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana, es la puerta de la vida en el Espíritu y es la puerta que abre el acceso a los demás sacramentos”.

misioneras-verbum-deiDe la Santa Misa de hoy participaron también los miembros de la Familia Misionera Verbum Dei, que estos días forman parte del II Encuentro Sudamericano que se lleva a cabo en nuestra ciudad, delegaciones provenientes de Argentina, Chile, Brasil Paraguay, Colombia, Venezuela, Ecuador y del interior del país vienen viviendo este encuentro bajo el lema «Vive la alegría de ser luz y formar apóstoles». La Hna. Magdalena González, representante de la Presidenta de las Misioneras Verbum Dei encabezó el numeroso grupo de fieles de esta comunidad presentes en la celebración que fue concelebrada por el R.P. Vicente Agurto, sacerdote del Verbum Dei en Piura, junto al R.P. Domingo García, de Chile y el R.P. Luis Vivó, de Colombia.

bendita

gente-rezando-3

rezando

gente-rezando-5

comunion-2

papa-con-bb

sacerdotes

gente-rezando-2

bendiciendo

gente-rezando-6

bendiciendo-2

domingo 10 enero, 2016