ADVIENTO: ACOGER AL SEÑOR QUE VIENE Y VIVIR EN LA ALEGRE ESPERANZA

i-domingo-de-adviento-2016-14

27 de noviembre de 2016 (Oficina de Prensa).- La mañana de hoy Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo de Piura realizó una visita a las instalaciones de la Obra Social Bosconia donde celebró la Santa Misa correspondiente al I Domingo de Adviento. Concelebraron la Eucaristía el R.P. Juan Enrique Pytlik Neugebauer S.D.B., Director del lugar, participaron también gran cantidad de fieles que se dieron cita para orar y dar gracias a Dios por todos los dones y gracias recibidas.

i-domingo-de-adviento-2016-2Al iniciar la homilía nuestro Pastor destacó la importancia de este tiempo de preparación que marca el inicio de este nuevo Año Litúrgico: “Iniciamos el tiempo de Adviento que nos debe llevar a prepararnos para la venida del Señor. Lo haremos de dos maneras: llevando una vida sin mancha de pecado, es decir de santidad; y trabajando por extender su Reino para que de esta manera cuando Él vuelva encuentre un mundo más conforme y maduro con su designio divino. Esta es la forma de poner en práctica el pedido del Señor en el Evangelio de hoy: ¡Velad! (ver Mt 24, 37-44)”.

i-domingo-de-adviento-2016-26“La palabra Adviento se usaba en la antigüedad para designar la visita del Rey o de un funcionario real a un pueblo o provincia. Por tanto Adviento significa que alguien importante nos «visita». Rápidamente los cristianos comenzaron a utilizar esta palabra para expresar que Cristo nuestro Rey, con el misterio de su Encarnación nos había visitado, había entrado a nuestro mundo, y que si bien volvería al final de los tiempos en majestad y en gloria, no había salido del todo de este mundo sino que de múltiples maneras permanecía entre nosotros, sobre todo en el misterio de su Iglesia, de la Eucaristía y de la Liturgia, y que por tanto quería entrar en nuestras vidas y ser acogido por cada uno de nosotros. La espiritualidad del Adviento nos exige «acoger» al Señor que viene a nosotros, que nos visita. Lamentablemente tenemos poco tiempo para el Señor, poco tiempo para descubrir su presencia y brindarle nuestra acogida. El quehacer nos absorbe, el activismo nos domina, dedicamos mucho tiempo a las diversiones, a las compras, y poco tiempo o nada a Dios. El Adviento nos invita a detenernos para captar una presencia entre nosotros: la de Dios que nos ama y nos salva. El Adviento nos apremia a percibir su amor y a dejarnos transformar por él. El Adviento nos mueve a contemplar al Señor presente en el mundo. Él es lo esencial y lo necesario para nuestra vida. Sin Él nada tiene sentido ni futuro”, acotó Monseñor Eguren.

i-domingo-de-adviento-2016-22Finalmente nuestro Arzobispo exhortó a todos los presentes a que siempre con alegría y profunda esperanza vivan este tiempo especial de preparación para la Navidad: “De otro lado el Adviento es el tiempo de la espera, es decir de la esperanza. Pero no de una esperanza mundana basada sólo en el progreso económico y material. Para nosotros los cristianos la espera y la esperanza que nos anima en medio de un peregrinar marcado por las alegrías y los dolores, es la que surge de saber que el Señor Jesús no nos abandona, que está siempre presente a lo largo de nuestro vidas acompañándonos, y que un día no muy lejano Él mismo vendrá y enjugará las lágrimas de nuestros ojos, y todo encontrará su cumplimiento en el Reino de Dios, reino de justicia y de paz. Esta esperanza es la que marca el peregrinar de la Iglesia que avanza por este mundo en medio de gozos y tristezas, anhelos y angustias, y por ello nunca pierde la alegría ni siquiera en la tribulación. De ahí la exhortación de San Pablo resuena hoy más que nunca en nuestros corazones: «Estad siempre alegres en el Señor. Os lo repito, estad alegres. ¡El Señor está cerca!» (Fil 4, 4-5). Que la Virgen María, por medio de la cual Dios nos ha visitado y renovado nuestra esperanza, nos obtenga la gracia de vivir este tiempo litúrgico vigilantes y activos en la espera”.

i-domingo-de-adviento-2016-27

i-domingo-de-adviento-2016-30

i-domingo-de-adviento-2016-1

i-domingo-de-adviento-2016-6

i-domingo-de-adviento-2016-8

i-domingo-de-adviento-2016-9

i-domingo-de-adviento-2016-13

i-domingo-de-adviento-2016-14

i-domingo-de-adviento-2016-15

i-domingo-de-adviento-2016-16

i-domingo-de-adviento-2016-17

i-domingo-de-adviento-2016-19

i-domingo-de-adviento-2016-24

i-domingo-de-adviento-2016-21

i-domingo-de-adviento-2016-23

i-domingo-de-adviento-2016-20

i-domingo-de-adviento-2016-5

i-domingo-de-adviento-2016-4

i-domingo-de-adviento-2016-3

i-domingo-de-adviento-2016-18

Domingo 27 Noviembre, 2016