“ACOJAN AL NIÑO JESÚS EN SUS CORAZONES Y EN SUS CASAS ESTA NAVIDAD”

Arzobispo visita a nuevas familias beneficiadas por el Proyecto Viviendas Saludables

12 de diciembre de 2018 (Oficina de Prensa).- Pronto se cumplirán dos años desde aquel 27 de marzo de 2017 en que las aguas del Río Piura se desbordaron inundando la ciudad y dejando a su paso una estela de dolor y desolación principalmente en el Bajo Piura. Cáritas Piura no ha cesado de acompañar y brindar apoyo a los damnificados. Una vez más, nuestro Arzobispo Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Presidente de nuestra Cáritas Arquidiocesana, llegó hasta el caserío de Pedregal Chico para encontrarse con 20 familias a quienes se les hizo entrega oficial de sus módulos de vivienda recientemente construidos. Esta nueva entrega también forma parte del Proyecto Viviendas Saludables que Cáritas Piura ha hecho posible gracias a recursos propios y al generoso apoyo del Gobierno de la Provincia Autónoma de Trento (Italia) y las Misiones Franciscanas de dicha ciudad. Las 20 nuevas viviendas se suman a un primer lote de 70 que fueron entregadas y bendecidas en julio pasado.

Un techo en Navidad

Nuestro Pastor llegó hasta el lugar acompañado del Ing. Carlos Zapata Crisanto, Secretario Ejecutivo de nuestra Cáritas Arquidiocesana y otros miembros de Cáritas Piura, donde fue recibido en medio de muestras de profundo cariño por hombres, mujeres, ancianos y niños. La Sra. Marina Chero Juárez, que es una de las primeras beneficiadas, y su pequeño hijo Leonard Gonzales dieron la bienvenida a nuestro Pastor y le agradecieron con emotivas palabras por la ayuda recibida y especialmente por la mesa de comedor y el escritorio que les obsequió a su familia. Le agradecieron también porque nunca se ha olvidado de los pobladores de esta zona, siempre ha estado pendiente de sus necesidades, y gracias a este apoyo que están recibiendo pueden nuevamente tener un hogar donde vivir. Finalmente, la Sra. María Mendoza Silva, integrante de la Asociación de Artesanos de Pedregal Chico que reúne a más de 150 madres tejedoras, hizo entrega a Monseñor Eguren de unas hermosas artesanías finamente confeccionadas en paja toquilla.

Nuestro Arzobispo agradeció emocionado las palabras, las muestras de cariño y los detalles que le entregaron. Dirigiéndose a las familias beneficiadas les dijo: “Hemos terminado estas primeras dos etapas apoyándolos con la construcción de sus viviendas. Ahora estamos preparando un proyecto grande que se trabajará de la mano de las nuevas autoridades que asuman en enero próximo. Este nuevo proyecto busca mejorar los sistemas de producción que les ayudarán poco a poco mejorar su calidad de vida. Es una gran alegría estar aquí nuevamente entre ustedes. Sobre todo, porque con la bendición de Dios hemos podido optimizar los recursos de este proyecto que inicialmente iba a beneficiar a 70 familias y ahora se han construido 20 viviendas más. En Italia están muy contentos con el trabajo que se ha realizado. Les pido que en sus oraciones agradezcan a todos esos donantes italianos de Trento que han hecho posible que podamos cumplir con esta meta de 90 viviendas construidas. Encomienden principalmente a Monseñor Pacífico Tomasi que fue el puente entre nosotros e Italia. Nuestro compromiso es seguir ayudándolos para que puedan ustedes mejorar sus condiciones de vida y tener una mayor dignidad”.

“Quiero invitarlos también a que recordemos el misterio que vamos a celebrar dentro de pocos días. Hoy para 90 familias hay casa, un lugar donde poder estar cobijados y reunidos. No olvidemos que cuando la Virgen estaba a punto de dar a luz tuvo que hacerlo en un pesebre, entre animales, porque no encontraron lugar en ninguna otra parte. Así llegó nuestro Salvador a este mundo, casi a la intemperie. Acojamos a Jesús esta Navidad en nuestros corazones, en estas nuevas casitas. Solo así habrá Navidad. Démosle gracias al Señor que ha querido que todos ustedes puedan tener nuevamente sus casitas para acogerlo en ellas”.

Finalmente, las familias beneficiadas recibieron también como regalo de parte de nuestra Cáritas Arquidiocesana, unas vistosas “canastas navideñas” conteniendo diversos productos de primera necesidad. 

miércoles 12 diciembre, 2018