PALABRAS SOBRE EL ABORTO DURANTE LA SANTA MISA EN HONOR AL SEÑOR DE LOS MILAGROS 2009

SEÑOR DE LOS MILAGROS:
QUE HERODES NO LLEGUE AL PERÚ

(Palabras pronunciadas durante la homilía en la Santa Misa en honor al Señor de los Milagros de Piura, previas al recorrido procesional).

Ante la posibilidad que en el Perú se despenalice el aborto, quiero pedirle esta mañana al Señor de los Milagros que nos ayude a defender la vida de todo ser humano desde su concepción.

Hermanos: no existe el derecho a matar. Más bien existe el derecho a vivir. Como Arzobispo de Piura y Tumbes, es mi deber volver a afirmar que el aborto provocado es muerte, es el asesinato de una criatura inocente. Toda legislación favorable al aborto provocado es una grave ofensa a los derechos humanos y al mandamiento divino de “no matar”.

El ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción y a partir de ese momento se le deben ver reconocidos sus derechos de persona, principalmente el derecho inviolable de todo ser humano inocente a la vida. Y este no es un asunto confesional sino de humanidad.

Con el aborto se elimina a un ser humano que comienza a vivir, es decir al ser más inocente que se pueda imaginar…El niño por nacer, es débil e inerme hasta el punto de estar privado incluso de aquella forma de defensa que son la fuerza implorante de los gemidos y de los llantos del recién nacido.

Recordemos lo que la Beata Madre Teresa de Calcuta solía decir: “El más grande destructor de la paz es el aborto porque si una madre puede matar a su propio hijo, ¿qué nos queda a nosotros, matarte a ti y tú matarme a mí? No nos queda más que eso”.

Y es verdad porque si se destruye la vida en el seno de la mujer, en el seno de la madre, será muy difícil defenderla después en tantos campos y ámbitos de la vida. El aborto abre el sendero de muerte a otras aberraciones como son entre otras el desprecio de los ancianos con la eutanasia o la manipulación genética.

Pidámosle esta mañana con confianza al Señor de los Milagros, Él que por amor a nosotros se encarnó, es decir se hizo Niño por Nacer; Él que recién nacido viera amenazada su vida; pidámosle ¡Que Herodes no llegue al Perú! Que el aborto no sea legalizado.

Hoy y siempre digamos con firmeza: ¡No al aborto y Sí a la Vida! ¡Piura y Tumbes defienden la Vida!

San Miguel de Piura, 18 de octubre de 2009.

martes 20 octubre, 2009