“QUERIDA MECHITA, PROTEGE A LAS FAMILIAS Y A LA JUVENTUD”

 23 de mayo (Oficina de Prensa).- Con ocasión del mes de mayo, dedicado a nuestra Santísima Madre la Virgen María, la venerada imagen peregrina de Nuestra Señora de las Mercedes, la Mamita Meche, está de visita en la Parroquia “San Juan Macías” de Ignacio Escudero – Sullana, del 17 al 25 del presente mes, bendiciendo con su presencia amorosa a todos los fieles del lugar. Por tal motivo la mañana de ayer, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura celebró la Santa Misa en la parroquia “San Juan Macías” del mencionado distrito, acompañado de una gran cantidad de fieles. Concelebraron el párroco R.P. Niles Viale y el vicario foráneo de Sullana R.P. Manuel Curay, junto a otros sacerdotes.

Durante su homilía Monseñor Eguren reflexionó: “La presencia entre nosotros de nuestra querida Mechita nos recuerda dos cosas muy importantes: el valor de la familia fundada en el matrimonio y la importancia de la juventud, de los jóvenes. En cuanto a lo primero podemos decir que ahí donde está María, Ella crea inmediatamente el ambiente de familia. La Iglesia es la familia de los hijos de Dios en Cristo que tiene a María como Madre. Además su presencia nos recuerda al hogar de Nazaret, formado por su divino Hijo Jesús, San José su castísimo esposo y Ella. María nos recuerda que es esposa y madre; nos da el testimonio sereno pero firme de la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, realidad que debemos salvaguardar y promover para el bien del presente y futuro de la sociedad peruana. Sin familia fundada en el matrimonio heterosexual no hay futuro porque ella es la célula básica de la sociedad, la escuela del más profundo humanismo, la Iglesia doméstica y el santuario de la vida”.

 A continuación agregó: “Queridos hermanos: defiendan sus familias, promuevan su unidad. Esposos: ámense fielmente. Padres: amen a sus hijos y edúquenlos en la fe cristiana. Hijos: quieran a sus padres y séanles obedientes. Hay que ser claros: Papá más mamá. Ni progenitor A, ni progenitor B. Papá y Mamá: no hay nada mejor para un hijo. Hago un llamado a los que aún no han recibido el sacramento del matrimonio pero viven como si estuvieran casados, a que se acerquen lo más pronto posible a su Parroquia a bendecir su unión”.

Antes de finalizar nuestro Pastor exhortó a los jóvenes presentes: “De otro lado la presencia de María nos habla de la importancia de la juventud. Ella era una joven cuando recibió de labios del Arcángel Gabriel el pedido de aceptar ser la Madre de Dios. Su respuesta fue un “Sí” pronto y generoso. Queridos jóvenes: María les enseña con el ejemplo de su vida, que sólo acogiendo y siguiendo a Jesús serán libres, felices y encontrarán el camino de su realización personal y de su salvación. Como Ella tengan la valentía de decirle “Sí” al llamado de Jesús en sus vidas. De otro lado María les enseña el valor de la pureza, Ella que es la Purísima. Cuiden su pureza de vista, de oído y de cuerpo. La impureza destruye el corazón, destruye la capacidad de amar, y cuando perdemos la capacidad de amar perdemos la capacidad de ser felices, porque hemos sido creados por el Amor que es Dios y para el amor, es decir para amar”.

Viernes 23 Mayo, 2014