DIVERTIDOS SELFIES CON AUTORIDADES POLÍTICAS Y MADRES GESTANTES

GRAN MARCHA POR LA VIDA PIURA 2014

25 de marzo (Oficina de Prensa).- Dentro de la Gran Marcha y Festival por la Vida realizados el pasado sábado 22 en la ciudad de Piura, nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., aprovechó la oportunidad para realizar unos divertidos selfies junto a las autoridades políticas de nuestra Región y a las madres gestantes que se dieron cita en el Atrio de la Basílica Catedral de Piura para celebrar juntos el Día del Niño por Nacer. Los cuales son selfies más grandes del Perú.

 En un primer momento nuestro Arzobispo se retrató junto al Presidente Regional, Lic. Javier Atkins y al Defensor del Pueblo, Dr. César Orrego, entre otros invitados, teniendo como fondo al mar humano conformado por los miles de piuranos que con su presencia manifestaron su “SÍ” a la Vida de todo Niño por nacer. Más adelante, después de saludar a cada una de las madres gestantes, Monseñor Eguren volvió a retratarse junto a todas ellas, quienes vestían polos con la frase “VIVA MI HIJO POR NACER”.

 El día domingo 23 por la mañana, y continuando con el programa de actividades organizadas con ocasión de la celebración del Día del Niño por Nacer, se llevó a cabo en la Plaza de Armas de nuestra ciudad, la ceremonia del Izamiento del pabellón nacional y el Desfile cívico militar en homenaje a los Niños por Nacer, los peruanos más pequeñitos e indefensos cuya vida hemos de respetar y defender. Durante la ceremonia nuestro Arzobispo tuvo a su cargo el izamiento del pabellón nacional y el encendido de la lámpara votiva. A continuación el Dr. José Luis Mejía, Secretario Ejecutivo de la Diaconía para la Justicia y la Paz, dio lectura al Mensaje del Día del Niño por Nacer de la Comisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Peruana. El Mensaje resalta que “acoger a los niños como nos lo ha señalado el Señor Jesús —especialmente a los niños por nacer— implica necesariamente acoger a sus madres, para que ellas puedan cumplir la misteriosa misión que Dios les encomienda. La caridad cristiana debe movernos a abandonar todo egoísmo e indiferencia y, sin mediar condiciones o excusas, salir al encuentro de ese hermano que está junto a mí, pequeño, indefenso, vulnerable, que en los tiempos actuales lleva el rostro de una mujer y el bebé en su vientre, que sufren el atropello de sus derechos, abusos, abandono, discriminación e indiferencia de parte de quienes los rodean”.

Finalmente se llevó a cabo el colorido desfile cívico militar en el cual participaron diferentes delegaciones como los miembros de la Diaconía para la Justicia y la Paz, instituciones educativas escolares de nuestra ciudad y los voluntarios de la Gran Marcha por la Vida, que portaban banderolas y globos alusivos al Día del Niño por Nacer.  

  

 

martes 25 marzo, 2014