Benedicto XVI: La caridad social no puede separse del anuncio del Evangelio

S.S. Benedicto XVIEl Santo Padre Benedicto XVI dedicó la Audiencia General de hoy miércoles a San Esteban, protomártir (primer mártir cristiano), y recordó que la caridad social no puede separarse del anuncio valiente del Evangelio: “La Cruz es central en la vida de la Iglesia y en nuestra vida personal – dijo el Papa – En la Iglesia nunca faltarán ni la pasión ni las persecuciones, pero la sangre de los cristianos se convierte siempre en semilla”. A continuación ofrecemos el texto en español pronunciado por el Santo Padre en su Catequesis del día de hoy.

Queridos hermanos y hermanas:

Hoy queremos poner de relieve la figura de Esteban, testigo preclaro del Evangelio y primer mártir cristiano. El Nuevo Testamento lo muestra como el más representativo de los llamados “siete diáconos”, a los cuales impusieron las manos los Apóstoles, indicando así que les conferían un encargo, e imploraban sobre ellos la gracia divina para ejercerlo. Les encomendaron una tarea específica: atender con equidad a los todos los necesitados de la comunidad cristiana, fueran de origen judío o griego.

Estos diáconos no sólo se ocupaban del servicio caritativo: Esteban, sobre todo, proclamó también el Evangelio, interpretando de modo nuevo toda la historia del pueblo de Israel desde la perspectiva central de Cristo. Eso provocó la persecución y la condena a muerte, muriendo lapidado. Corroboró así su testimonio de fe derramando por ella su sangre. Hoy sigue enseñándonos a no disociar el compromiso social del anuncio valiente de la fe, y a no decaer ante las dificultades, aunque nos cueste la vida.

El Vaticano, miércoles, 10 de enero de 2007.

S.S. Benedicto XVI

miércoles 10 enero, 2007