NIÑOS Y JÓVENES MOSTRARON SU GRAN AMOR A JESÚS EUCARISTÍA EN EL SEGUNDO DÍA DEL CONGRESO EN TUMBES

23 de noviembre (Oficina de Prensa).- En el segundo día del Congreso Eucarístico y Mariano de Tumbes, una gran multitud de niños y jóvenes tumbesinos y de otros lugares de nuestra Arquidiócesis, se dieron cita en el coliseo “Tumpis” de esta Ciudad para celebrar juntos el don de la fe y manifestar su gran amor a Jesús Eucaristía.

"DEJAD QUE LOS NIÑOS VENGAN A MÍ"

La mañana del sábado dedicada a los niños congregó a gran cantidad de ellos, especialmente a los que se vienen preparando para recibir el sacramento de la Primera Comunión. La jornada se inició con un momento muy emotivo de adoración al Santísimo Sacramento, en donde todos los pequeños tuvieron la ocasión de manifestar su cariño y amor a Jesús Eucaristía por medio de sus cantos y oraciones, pidiéndole al Señor por la salud e intenciones del Papa Francisco, por la paz en la ciudad de Tumbes y en el mundo entero, por la vida de los niños por nacer, por las familias, por los ancianos y las vocaciones sacerdotales y a la vida consagrada.

 Finalizado este momento de oración, el señor Lino Gómez Carrasco, quien es agente pastoral de la parroquia “Señor de los Milagros” de Zorritos, compartió con los niños el tema central de la jornada: “Dejad que los niños vengan a mí” (Lc 18, 16), hermoso pasaje bíblico que fue previamente escenificado por un grupo de niños de las diferentes parroquias de Tumbes. A continuación el R.P. Rafael Egüez Beltrán sostuvo un dialogó con todos los niños presentes a quienes dijo: “Queridos niños, el Señor Jesús está vivo y presente en la Eucaristía y está presente también en donde dos o más están reunidos en su nombre. Eso quiere decir que hoy el Señor Jesús está aquí en medio de nosotros y nos está invitando a reafirmar nuestra fe en Él. Jesús Eucaristía es el centro de la vida de la Iglesia, y quiere ser también el centro de la vida de cada uno de nosotros cristianos. Busquen siempre a Jesús en la Eucaristía, háganse amigos de Jesús que tanto los quiere y siempre los espera”.

 Un momento que concentró la atención de todos los presentes fue la obra de teatro sobre la vida de san Tarcisio, patrono de los monaguillos, quien ofrendó valientemente su vida por proteger la Eucaristía. Seguidamente hizo su ingreso al coliseo el anda con la imagen de san Tarcisio llevada en hombros y acompañada por los monaguillos de la Vicaría de Tumbes. Luego de ello, nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., exhortó a todos los niños diciendo: “Queridos niños, San Tarcisio amaba mucho a la Eucaristía porque tenía mucha fe, como ustedes había hecho una buena catequesis la cual le había ayudado a comprender que en ese pedacito de pan y en ese poquito de vino, al ser consagrados por el sacerdote en la Santa Misa, está realmente presente Jesús, su Cuerpo y su Sangre, su Alma y su Divinidad. Por ello niños, amen mucho a la Eucaristía y visiten con sus padres y hermanos a Jesús Sacramentado que se queda en cada una de sus parroquias. Recuerda que Él siempre está ahí esperándote porque te quiere; por ello visítalo, para agradecerle por todos los dones que te da a tí y a tu familia, para pedirle su ayuda o pedirle que ayude a alguien que realmente lo necesita”. La jornada concluyó con la oración a san Tarcisio y la bendición que nuestro Pastor le impartió a todos los presentes. Muchos de los niños se acercaron luego a saludar a Monseñor Eguren.

 

 

"JOVEN, A TÍ TE LO DIGO: ¡LEVÁNTATE!"

 La tarde del sábado estuvo dedicada a los jóvenes y se inició con un especial momento de oración a través del rezo del Santo Rosario a nuestra Madre. Luego los jóvenes del grupo “Jóvenes sembrando Vida” escenificaron una obra de teatro acerca del mundo en que viven los jóvenes hoy en día y cómo la felicidad verdadera es posible encontrarla sólo cuando estamos cerca de Jesús y lo damos a conocer a quienes se encuentran alejados de Él. Seguidamente el joven Marcelo Luis Gamboa tuvo a su cargo la primera conferencia con el tema: “Jesús Eucaristía, yo te necesito”, y luego la joven Milagritos Mercedes León recitó una hermosa poesía dedicada a Jesús Eucaristía.

 En la segunda parte de la jornada el R.P. Tito Zapata, responsable de la Pastoral Juvenil en la Arquidiócesis, tuvo a su cargo la segunda conferencia: "Joven, a tí te digo: ¡Levántate!, centrada en el pasaje bíblico de Lc 7, 11-17. A ellos les dijo: "Querido joven, Jesús nos conoce bien, siempre está con nosotros y nunca es indiferente ante nuestras necesidades. El sabe que el pecado nos lleva a la muerte. Y Jesús no quiere nuestra muerte, quiere nuestra felicidad. Por ello hoy, Jesús que es misericordioso, quiere sacarte de la muerte y de la esclavitud del pecado, quiere devolverte a la vida y que experimentes el gozo de volver a vivir en Él. Créelo: Cristo es el Camino, la Verdad y la Vida. Por eso hoy escúchalo decirte: Joven, a tí te digo: ¡Levántate!… Quiero que seas feliz, que experimentes el verdadero gozo, fruto de mi amor por tí. Y quiero que seas portador de este mensaje de vida y de amor para muchos jóvenes que aún no me conocen".

 Momento cumbre de la tarde fue la adoración al Santísimo Sacramento presidida por nuestro Arzobispo. Los jóvenes en un clima de profundo silencio y oración centraron su mirada y corazón en Jesús Eucaristía. Luego de la proclamación del Evangelio (Jn 15, 15ss) nuestro Arzobispo se dirigió a los jóvenes invitándolos a crecer en su amistad con Jesús Sacramentado, la que debe estar centrada en la confianza en Él y en buscar unir su voluntad a la del Señor, haciendo lo que Él les diga, porque "lo que Él quiere para nosotros y nos pide, lo hace para nuestro bien y porque es lo mejor para nosotros. Él es la Sabiduría y el Amor, nadie como Él nos ama y sabe lo que es mejor para nosotros, es por eso que la Virgen María y los santos siempre han hecho lo que Él les ha pedido que hagan”. Finalmente Monseñor Eguren los exhortó: “Queridos jóvenes, es imposible amar y dar la vida por los demás sin la Eucaristía. Por ello todas las semanas debemos recibir la santa comunión con el corazón limpio, así recibiremos en nuestro corazón a Cristo que es el Amor, y sólo así podremos amar a los demás como Él nos ama. Tienes la misión de ayudar a que muchos jóvenes conozcan el amor de Cristo. Si no transmitimos el amor de Jesús a los demás, muchos morirán de frío y soledad”. Todos los presentes despidieron a Jesús Sacramentado cantando a una sola y viva voz "Tu Reinarás" mientras el Señor era llevado por todo el coliseo para que derrame su bendición y amor sobre los presentes.

La jornada tuvo un final de fiesta con el concierto a cargo de los miembros de la parroquia “Santísimo Sacramento” de Piura, en donde también se premió a los ganadores del V Festival "Sembrando Vida".

 

 
 
 

 

 

 

 

 

domingo 23 noviembre, 2014